El agua termal puede ser usada con fines terapéuticos y de relajación (Getty)
El agua termal puede ser usada con fines terapéuticos y de relajación (Getty)

Pensar en aguas termales y piscinas repletas de aguas tibias mineralizadas muchas veces es sinónimo de relax y tranquilidad. No es un concepto errado, pero a ello se le debe sumar algo más: las aguas termales con fines terapéuticos.

Las aguas termales son utilizadas como una alternativa para curar, disminuir o eliminar los síntomas de algunas enfermedades gracias a sus increíbles y variadas propiedades. En muchos spas de la Argentina, los tratamientos de belleza se alternan con aquellos que combinan acciones de tipo curativas.

La Organización Mundial de la Salud(OMS) reconoce a esta modalidad desde el año 1986 como un tipo de terapia médica, y además la ha incluido dentro de la medicina tradicional.

Las aguas termales y de mar se encuentran dentro de la talasoterapia (Getty)
Las aguas termales y de mar se encuentran dentro de la talasoterapia (Getty)

Este tipo de agua tiene diferentes orígenes: puede ser de procedencia geotérmica o volcánica, y sus propiedades varían según la geografía y la composición del suelo en donde se forman. Un dato a tener en cuenta es que sus características se ven alteradas según la profundidad en la que se encuentren y de esta forma pueden ser mesotermales, hipertermales, hipotermales y termales o frías.

El cuerpo necesita de minerales para que las células funcionen de manera eficaz y el agua de las termas proporcionan minerales como hierro, cloro, sulfato, calcio, bicarbonato, sodio y azufre

Sin embargo, no hay que excederse en cuanto al tiempo de inmersión porque el calor de la piscina o terma natural puede generar un descenso de la presión corporal. Por eso, siempre es mejor consultar a un especialista para que sugiera cuáles son las proporciones en su justa medida para mejorar las dolencias y aumentar su calidad de vida.

Qué dice la medicina

Son utilizadas para curar problemas reumáticos o de la piel (Getty)
Son utilizadas para curar problemas reumáticos o de la piel (Getty)

El dermatólogo Lucas Ponti explicó a Infobae que el agua termal tiene tantos beneficios como minerales según el lugar de origen. "Dentro de los minerales más comunes encontramos selenio, magnesio, hierro, silicio, calcio, manganeso, cobre, flúor, litio, azufre, potasio y sodio. Puede ser utilizada en todo tipo de pieles y no solamente con un fin estético", detalló.

"Dentro de sus propiedades más beneficiosas destacamos su efecto calmante, cicatrizante, antioxidante, hidratante, antiséptico y antiinflamatorio. Por lo tanto recomendamos su uso en pieles enrojecidas por el sol o pieles irritadas por el rasurado, rosácea, dermatitis seborreica, acné, luego de la depilación o posterior a un peeling y también para fijar el maquillaje", aseguró el especialista.

Y agregó: "cómo tip recomiendo vaporizar la cara o zona a tratar y esparcir hasta que seque y luego colocar una crema hidratante hipoalergenica. Esto potencia su acción".

4 sitios en donde se pueden disfrutar de los beneficios termales

Las termas forman parte del circuito de turismo medicinal de nuestro país hace varios años (Getty)
Las termas forman parte del circuito de turismo medicinal de nuestro país hace varios años (Getty)

Argentina ha sido un país, desde hace ya varios años, un punto de interés a nivel mundial cuando de turismo wellness se habla. Es uno de los destinos más elegidos gracias a la variedad de establecimientos para el tratamiento y la rehabilitación de distintos problemas de salud.

– Termas de Río Hondo: se encuentran ancladas en la provincia de Santiago del Estero y son consideradas a nivel mundial como uno de los principales centros de este tipo en América del Sur. A diferencia de otros establecimientos termales sus aguas cálidas pueden obtenerse casi de cualquier sitio ya que salen de las canillas en cualquier habitación de hotel, un ítem muy interesante para tener en cuenta ya que las propiedades curativas están disponibles las 24 horas del día.

– Termas de Cacheuta: están en la región del Cuyo, más precisamente en Mendoza. Son ideales para relajarse y también incluir otro tipo de tratamientos con aromaterapia para relajarse aún más y alejar el estrés.

– Termas de Carhue: es una de las opciones más prácticas para quienes residen en Buenos Aires, ya que se encuentra en el departamento de Adolfo Alsina. Desde 1821 cuenta con experiencia en el tema ya que era el destino de moda gracias a sus aguas mineralizadas, famosas por ser similares a las del Mar Muerto.

– Copahue: se encuentran al pie de cordillera de los Andes, en la provincia de Neuquén en la Villa Termal Copahue. Sus termas son únicas en el mundo porque reúne en un mismo lugar una innumerable cantidad de recursos naturales como aguas, fangos, vapores y algas.

LEA MÁS: