Moria Casán criticó a Susana Giménez tras recibir en su programa a Mariana Nannis ("Incorrectas" – América)

La visita de Mariana Nannis al living de Susana Giménez tuvo 14.8 puntos de rating: no solo fue lo más visto del domingo, sino que se convirtió en el programa de mayor audiencia para la diva en lo que va en el año. Las repercusiones se sintieron a lo largo de todo el lunes en la calle, las redes sociales y, por supuesto, en los medios.

Todos los programas de actualidad se hicieron eco de las fuertes declaraciones de Nannis contra su marido, Claudio Paul Caniggia. Uno de ellos fue Incorrectas, el ciclo de América conducido por Moria Casán. Al comienzo de su programa, la One hizo referencia a lo sucedido y se detuvo particularmente en la labor de la Su.

"La señora Nannis se llevó todo el rating del planeta. No sé si dijo barbaridades, ella usa ese estilo petardista desde hace 20 años, que decía que se bañaba en champagne y que todos eran unos grasas menos su marido. Siempre hablaba como mucho. Pero en realidad no fue una entrevista porque la señora que conduce el programa no le hizo ni una sola pregunta", indicó Moria.

"Fue un monólogo de Nannis. Ella (por Susana) intentó preguntar tres o cuatro veces, y mirando un papel. O sea, ¿qué entrevista hiciste, mamita? Mirá, si la agarraba yo hoy están los dos juntos con la novia enfiestándose", agregó, en referencia a Sofía Bonelli, la supuesta nueva pareja del ex futbolista.

Y, de paso, su "lengua karateca" también le dedicó unas palabras a Mirtha Legrand: "Y si la agarraba la Legrand no la dejaba decir nada porque la cortaba".

En referencia a Nannis, indicó, entre risas y fiel a su estilo: "Sabés lo que se mandó ella? Una terapia colónica, que es la forma chic de decir 'hacete un enema y largá toda la merd que tenés adentro'. Estaba intoxicada de tanta merd, entonces largó y largó…"

Durante la hora que duró su presencia en el programa, Nannis casi no dejó meter bocado a Susana, quien se mostró sorprendida por las fuertes declaraciones que realizó su invitada. A ella no se la notaba emocionada ni dolida. Más bien, estaba enojada. "Varias veces fue violento conmigo. Hace tres años que tiene un socio, que es como un representante: con él empezó toda la hecatombe. Se lo empezó a llevar de viaje solo, a mí no me llevaba a ningún lado. Me tenía como si fuese nada, como un mueble de la casa. No le importaba nada y se iba de viaje solo porque decía que lo iba a molestar. Pasé a ser una molestia. Claro, si tenés un socio y amigo que se va de joda todo el día con vos es normal que le moleste la mujer, porque la mujer no toma drogas, no toma alcohol, no sale de noche y respeta. A un enfermo le gustan las putas drogadictas", aseguró.

La mediática hizo referencia a un fuerte episodio de violencia que vivió en el Hotel Faena, donde tienen cuatro departamentos. Una noche él le dijo que salía a comer y que ella no lo podía acompañar. Volvió a las cuatro y media de la madrugada, según su relato, y cuando le reclamó por su larga ausencia, él le pegó: "Estaba sacado, le pegaba a las paredes, y me decía que no soy nadie. Entonces me fui a la habitación, empecé a mirar una revista, él se me puso al lado, le pegó una trompada a la revista, me empezó a tirar trompadas a la cara. Me decía: 'Hija de puta, te voy a matar'. Me levanté como pude, toda golpeada, y me fui al living. Mientras, él me gritaba: 'Callate, hija de puta'".

Pero eso no fue todo. Nannis contó que perdió un embarazo de dos meses y medio por una agresión de su marido. La mujer relató que él volvió de salir una noche con sus amigos y que le revisó los bolsillos del pantalón para ver si traía drogas. Cuando quiso meter su mano en el bolsillo él la empujó contra un auto.

Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas.

SEGUÍ LEYENDO