(Video: El Tigre Verón, El Trece)

La intensa campaña para seguir al frente de la UTCA (Unión de Trabajadores de la Carne) sigue generando una cruel disputa entre el Tigre Verón y El Tripa Delfino (Manuel Longueira), que está al mando de la lista opositora Celeste y Blanca. Y en el tercer capítulo de la polémica serie se vivieron momentos de extrema tensión entre las facciones, disputas a dejar la vida por el poder.

La Celeste y Blanca cuenta con el apoyo, nada más y nada menos, que del "Chaqueño" Morán (Manuel Callau), dueño de uno de los frigoríficos más importantes y enemigo acérrimo del Tigre. Así, ambas facciones del gremio -la actual en conducción y la que quiere dar pelea en las urnas- se enfrentaron "cuerpo a cuerpo" para sentar posiciones, ya que no parece haber negociación posible.

"Quieren plantarme un muerto", asegura el Tigre Verón, asediado por la violencia que ejercen sus enemigos al declararle prácticamente la guerra en donde el ganador será quien lleve adelante la conducción del sindicato, que para algunos afiliados está plagado de corrupción y malos manejos administrativos.

En tanto, el Tigre Verón comienza a sospechar de su hijo Fabito (Marco Antonio Caponi) que mantiene un taller clandestino donde realiza gorras, remeras y camperas con la leyenda "Verón Conducción". El lugar es un negocio de su hijo mayor que su padre hasta el momento desconoce y que pronto le puede traer graves consecuencias por "trabajo esclavo".

Hasta ahora, el liderazgo inquebrantable del Tigre amedrenta a aquellos empresarios que osan tomar medidas que perjudiquen a sus miles de afiliados. Cuando el Tigre interviene en un conflicto, el resultado siempre es favorable para los trabajadores.

Verón ha construido un verdadero imperio. Sus fieles laderos, ayudan a preservar la cuestionable política de manejo de fondos, que incluye además la obra social del gremio, comandada por su actual mujer, Marina Paniguini (Andrea Pietra) y en la que también participa Justina (Sofía Gala), hija del Tigre.

Ante estas dificultades, Verón demostrará siempre su condición de líder y buscará capear todos los temporales. No está dispuesto a ceder ni un ápice de su poder, aunque eso implique apelar a medidas extremas.

SEGUÍ LEYENDO