(Video: Pamela a la Tarde, América)

El último sábado, todo el ambiente del espectáculo se vio conmocionado con la muerte de Lucho Avilés. Una sensación que obviamente se vio potenciada hasta límites inimaginables en María del Carmen, su compañera de toda la vida, quien a tres días del fallecimiento del inolvidable conductor compartió sus sensaciones a través de un audio que le envió a la producción de Pamela a la Tarde, el ciclo que conduce Pamela David por la pantalla de América.

"Buenas tardes a todos, quiero agradecerles por estar en estos momentos presentes. Vino Mauro para que yo le pudiera dar una nota, pero les pido por favor que me comprendan. Es muy difícil para mí enfrentar una cámara, ponerme a hablar de todo lo sucedido. Es tremendamente doloroso", arrancó su mensaje.

"Sé del cariño que Lucho le ha tenido siempre a Pamela, lo digo con sinceridad, no lo digo por quedar bien. También ella siempre ha sido amorosísima con él. Entonces, en honor a eso, es que les estoy enviando este audio, para que por lo menos de alguna manera tengan mi palabra y sepan un poco cómo ha sucedido todo esto", continuó.

"Algo tan inesperado, tan imprevisto. Estaba todo bien, hacía dos meses se había hecho chequeos generales, incluso estudios del corazón, y todo le había dado bien. Dentro de su patología que él tenía, y sus cosas, estaba todo perfecto, nada hacía suponer este horrible desenlace", analizó.

"El sábado a la mañana, como siempre, le hice el desayuno, tomó su desayuno, leyó el diario, intercambiamos charlas, cosas, como cotidianamente hacíamos, y a las 12 , como los sábados habitualmente hacía, se iba al club a a almorzar con sus amigos, a disfrutar. Después jugaba unos partidos de truco y alrededor de las cuatro de la tarde, cinco, volvía", describió las horas previas al trágico desenlace.

"Y ese sábado- ese sábado espantoso- se fue como siempre a las doce y alrededor de las tres de la tarde me llaman para decir que fuera al club, que Lucho se había descompuesto, y que fuera para allá. Y ya sinceramente tenía como un presentimiento, un pálpito horrible, y junto a nuestro hijo, que le pedí que me acompañara porque no me animaba ya ni siquiera a ir sola, fuimos allí y nos encontramos con ese cuadro que nunca en mi vida hubiese imaginado tener que atravesar de esa forma", agregó sobre cómo tomó contacto con la noticia.

"Es muy difícil hablar de esto. Tuvo como un infarto masivo, y bueno, de ahí ya todo lo que ustedes saben . Es muy difícil para mí. Son 38 años de casada, más de 40 años que lo conozco. He vivido cosas lindísimas, he tenido otros momentos no tan lindos, pero como cualquier pareja común", comentó, para luego referirse a sus virtudes como ser humano.

"Siempre rescato, y como siempre voy a conservar el mejor de los recuerdos de él, de su bondad, su corazón bondadoso, su generosidad, su protección. Siempre luchando por la familia, para que estuviéramos bien, para que su hijo tuviera un buen estudio, para que tuviera un buen porvenir, a mí tratando siempre de darme lo mejor", destacó.

"La gente que lo conoce bien saben que era así, lo que pasa es que con esa personalidad como explosiva y medio leche hervida, que en cinco minutos parecía que se comía el mundo, era nada, a los pocos minutos como siempre digo ya se había olvidado y ni se acordaba de por qué se había enojado", subrayó.

"Yo se que la mayoría de la gente es así, y yo me llevo esto, este recuerdo de la gente cómo lo quiere y lo bien que habla de él. No me voy a enganchar en unos pocos mediocres que siempre le han querido hacer la vida imposible.
Así que ha sido un ser maravilloso en cuanto a su bondad, siempre familiero", sentenció.

"Es muy difícil, yo sé que hay que seguir adelante. Me ha dejado como siempre digo lo mejor que es nuestro hijo, y entre los dos tenemos que superar todo esto y reconocerle la buena persona que siempre ha sido y que nos ha querido dar lo mejor", intentó darse fuerzas a sí misma.

"Se me hace muy difícil hablar, así que les mando un beso a todos y Pamela, un beso especialmente para vos. Te agradezco siempre, como dije al principio, que le has dado un lugar en tu programa y siempre lo llamabas para que estuviera y diera su opinión, así que te lo agradezco inmensamente", volvió a destacar el gesto de la conductora para con su pareja de toda la vida.

"Te mando un beso muy grande, un cariño para todos, y cuando esté un poco más tranquila, porque en este momento estoy hasta como que no puedo creer lo que pasó. Como él viajaba a Uruguay, a visitar a su familia, a Punta del Este, estoy como creyendo que en dos o tres días lo voy a tener acá en casa, así que es muy difícil para mí todo esto. Pero bueno, en otro momento, dentro de un tiempo, cuando esté más tranquila, si necesitan algo de mi, con todo gusto, cuenten conmigo", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO