(Video: Intrusos, América)

Dicen que hay gestos que hablan más que mil palabras, y la frase podría ajustarse perfectamente a la reacción que Florencia Torrente tuvo como invitada en Intrusos, el ciclo que conduce Jorge Rial por la pantalla de América.

Todo comenzó cuando la actriz fue consultada sobre cómo había vivido ella personalmente el enfrentamiento -con declaraciones cruzadas incluidas- entre su madre, Araceli GonzálezAdrián Suar y Griselda Siciliani.

"Como vive cualquier familia algo que te gusta o no te gusta. Son procesos, situaciones personales, obviamente que uno no quiere exponer un montón de cosas, pero a veces la impotencia genera que uno actúe frente a algo que quizás en un momento de más calma no lo haría, pero obvio, hay cosas que estoy de acuerdo y cosas que no estoy de acuerdo, pero no me parece necesario exponerlas", se explayó.

"¿Pero vos eras de las que pensaban que Mazzei (Fabián) tenía cerrada la puerta en Pol-ka, por ejemplo, o esa lista negra que se había hablado en su momento?", indagó entonces Damián Rojo.

Fue entonces cuando la artista se tiró para atrás abriendo sus brazos haciendo el gesto de no saber, pero con una sugestiva sonrisa en sus labios.

"Claro, porque ahí nace todo cuando Griselda dice que en realidad no era lista negra sino que no trabajaba en otras productoras también", insistió Rojo.

"Bueno, yo los quiero invitar a ver Mentiras inteligentes, de miércoles a domingos", intentó salir del incómodo momento la hija de Araceli, aprovechando para hacer mención de la obra que la tiene como una de sus protagonistas junto a Betiana Blum, Arnaldo André y Mariano Martínez.

SEGUÍ LEYENDO