Mariana Brey vivió un incómodo momento cuando estaba en vivo en Los ángeles de la mañana y terminó llorando. La periodista estaba dispuesta a contar una historia personal de su infancia pero no pudo terminar el relato porque no aguantó las lágrimas.

Todo sucedió cuando en el ciclo que conduce Ángel de Brito hablaban de la revelación que había hecho Graciela Alfano, que contó que fue abusada cuando era chica. "Es tremendo, es la edad en la que, lamentablemente, más pasan estas cosas y en la que más callás. Yo voy a contar lo que me pasó y no lo quiero hacer un drama, porque no fue un drama para mi vida", dijo la periodista en el ciclo del viernes pasado.

"Alrededor de los 7 años, y me pasa porque ahora Luca (su hijo) tiene esa edad, yo iba mucho a la casa de una vecina, Doña Polola. Era una abuela para mí… Ay, no lo quiero contar", interrumpió su relato Mariana, que no pudo evitar el llanto.

(El momento en que Mariana Brey llora en vivo – Video: Los ángeles de la mañana)

Luego, el conductor detalló que le sugirieron que se fuera del aire para poder recuperarse. "Le dijimos que salga para que se reponga. Cuando se escuchan estos testimonios, a todos les surgen historias para contar y, la verdad, no quería que la pase mal al aire y está afuera", explicó sobre la panelista que está embarazada de seis meses, esperando su segunda hija.

Este lunes, Mariana habló de lo que sucedió y explicó por qué no logró contener las lágrimas durante el programa. "Solo quiero aclarar que lo que me pasó es que en el momento en que estábamos hablando de un tema sensible para todos y para muchas de las que estamos acá, me vino un recuerdo de cuando era chica…", dijo la periodista.

"Hoy elijo no contarlo al aire. En ese momento me acordé y me salió así. La realidad es que claramente no estoy preparada para contarlo, elijo no contarlo y no quiero exponer ningún aspecto de mi vida privada que no tengo ganas de contar, al menos hoy", agregó

(Mariana Brey explicó por qué lloró – Video: Los ángeles de la mañana)

"Lo puedo adjudicar a que estoy embarazada. Estuve muy sensible todo el día, reflexioné durante el fin de semana y me di cuenta que estoy viviendo un momento muy luminoso. Estoy embarazada y rodeada de mucho amor, por eso no quiero reparar en cosas que son oscuras", continuó Brey.

"Lo único que puedo rescatar de ese momento desagradable o incómodo que viví cuando fui muy chiquita es lo importante que fue la contención de mis padres y de mi familia", destacó la periodista, y concluyó: "No quiero dramatizar, tampoco. Fue un recuerdo que me vino y no pude controlar. Me olvidé que estaba al aire, la emoción me invadió y me preservó".

SEGUÍ LEYENDO