Flor Vigna y Laurita Fernández volvieron a encontrarse después del tenso cruce que protagonizaron hace unas semanas en ShowMatch. Todo comenzó cuando la actriz publicó en las redes sociales una romántica foto de los personajes que interpretan junto a Nicolás Cabré en Mi hermano es un clon, lo que hizo estallar de furia a la jurado del Bailando 2018.

"Tengo que concentrarme en mi laburo. Si pierdo energía en la gente que no piensa igual que vos, o que te quiere detener, es un gastadero de energía", dijo la actriz cuando le consultaron sobre el escándalo.

Además, contó que los problemas que tuvo con su compañero de elenco y la bailarina le provocaron "granos y ojeras". "Por tener que contestar preguntas que yo no tenía ganas de contestar", explicó.

Con respecto a la relación con Cabré, con quien continúa grabando Mi hermano es un clon, la actriz aseguró que cambió el trato desde que explotó el escándalo. "Estoy muy agradecida a Pol-ka (productora de la ficción). Estudio desde los 11 años para este protagónico, y por suerte el personaje está muy lindo", aseguró.

(Video: Los especialistas del show, El Trece)

"¿Cambió la rutina?", quiso saber el cronista de Los especialistas del show sobre los días de Cabré y Vigna durante las grabaciones. La actriz asintió e intentó manifestar su opinión, aunque no logró terminar la frase: "A mi no me gustó su actitud como hombre así que trato de…".

Luego puso en duda la veracidad de su compañero y de Laurita con respecto a los hechos. "No sé quién miente. Si Lau o él. Lo único que quiero es hacer mi laburo", sugirió y agregó: "Por suerte todo el elenco sabe la verdad. Todos mis compañeros están de mi lado".

Además, agradeció el apoyo del público porque "quiere al personaje". "Me hicieron quilombo, sobreviví y hasta me hice más fuerte, así que no pasó nada", concluyó Flor Vigna.

SEGUÍ LEYENDO