Juan Darthés está en el ojo de la tormenta.  Hace algunas horas fue acusado por un grave abuso sexual durante la conferencia de prensa que el colectivo Actrices Argentinas llevó adelante en el Multiteatro.

Claro que el dramático relato de Thelma Fardín, quien denunció haber sido violada a los 16 años por el actor durante una gira con Patito Feo –la ficción que compartían por aquél entonces- por Nicaragua, no es el único testimonio en contra del artista.

Es que las acusaciones comenzaron con Calu Rivero, ex compañera suya en Dulce Amor, lo que motivó que Darthés intentara una defensa pública en su momento.

Fue así que el por entonces protagonista de Simona aceptó la invitación a ser parte de la mesa de Mirtha Legrand, donde hizo su descargo.

"Ella me acusa de una actitud inapropiada en una escena de ficción, me acusa de exceso de besos", comenzó su relato.

"La estoy pasando mal. El escarnio público es muy grande, sobre todo de los medios. Mediatizar el tema del acoso cuando hay gente que la está pasando mal es banalizarlo, hay que llevarlo a la Justicia", agregó.

"Mi mujer me ayuda con el alma todo el tiempo, toda mi familia está pasando un mal momento, desde hace cinco años que salió el rumor, pero nosotros estamos muy unidos", sostuvo haciendo hincapié en el apoyo de su familia.

"Ella podría haber dicho si no se sentía cómoda con alguna escena, no se puede pensar que uno tendría una actitud inapropiada en ese contexto, si no querías hacer alguna escena, no la hacías, no había presiones", continuó con su defensa.

"Yo también soy víctima y respeto el dolor de todos. Se me hace muy difícil trabajar con todo esto. Por eso, vayamos a la Justicia y si soy culpable me haré cargo", cerró en aquél momento.

Habrá que ver si, con una nueva y dura acusación en su contra, esta vez por parte de otra colega, el actor elige volver a defenderse públicamente o esta vez prefiere optar por el silencio.

SEGUÍ LEYENDO