Desde que terminó el Bailando 2017 pasaron muchas cosas en la vida de Mica Viciconte. Por eso, en la vuelta de la ex protagonista de Combate a la pista más famosa del país ni Marcelo Tinelli ni Ángel de Brito le dejaron pasar por alto su relación con Fabián Cubero y el bozal legal que supuestamente le había impuesto Nicole Neumann.

"Nunca hubo un 'te amo'. Me es muy difícil como darme cuenta. O sea, lo recontra quiero, estoy con él, estoy enamorada, estoy muy bien, pero me parece que no hace falta decir el "te amo", porque lo demostrás con otras cosas, un desayuno, una cena, una charla, un abrazo, pero me pasó con todas las relaciones", expresó sobre el hecho de que en más de un año de relación con el jugador de Vélez no le había salido expresarle su amor de esa forma.

"¿Pero sos media fría vos con las relaciones? Cubero por ahí a Nicole le decía te amo", le dijo el conductor.

"Yo creo que como sabe que yo no digo el te amo no salió de él el te amo", se defendió ella.

"Ojalá te amigues con Cubero, porque se los veía muy bien todo este tiempo, recorriendo los programas hablando de Nicole Neumann, por eso les tiró el bozal legal Nicole, fueron meses y meses hablando de ella y se cansó", intervino Ángel de Brito.

"El bozal legal fue una mentira", sentenció Mica. "Me dijo el abogado que tenía que llegar a mi casa el papel, no sé cómo se llama. Yo no hice nada, pero no, no llegó en serio", agregó.

"Fue el lío que pasó con las nenas, después no hablé nunca, yo no hablé jamás", sentenció, para luego referirse a por qué creía que Nicole se había enfrentado a ella.

"Debe ser difícil ver a tu marido rehaciendo su vida, hoy ella está en pareja y quizás la hace que esté más tranquila, pero nunca la buscamos, nunca hicimos un conflicto para buscarla a ella, de verdad", expresó, para luego referirse a si había una crisis entre ella y Cubero.

"No estamos mal, si tengo una crisis no lo voy a decir nunca, porque priorizo mi relación. Yo no quiero estar mal con él y pelearme con nada", sentenció, y, acto seguido, se refirió a si existía una pelea entre ella y Laurita Fernández.

"Yo lo que dije es que trabajé cuatro años con Lau y que al trabajar cuatro años obviamente hubo chispazos, trabajamos juntas y el roce está, no es que éramos amigas. Y después me preguntaron qué me parecía que Laurita había ninguneado al bar y yo dije que yo no lo haría porque es el trabajo de cualquiera y no hay que olvidarse de las raíces", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO