A dos semanas de haber dado a luz a su primer hija, Adabel Guerrero reapareció en televisión. Fue el sábado pasado, en el programa de Mirtha Legrand, donde habló del estrés post parto y presentó a la pequeña Lola.

"Estoy cuatro kilos arriba, pero están bien desparramados. Los llevo con orgullo, es lo más lindo tener estos kilos de más por haber sido mamá de Lolita. Estoy muy emocionada, a punto de llorar en este momento: es la primera vez que me despego de la gorda. En cualquier momento la agarro porque no la puedo escuchar llorando. Es el mejor momento de mi vida", aseguró la bailarina.

Tal como había adelantado a través de un video en su cuenta en Instagram, en el último tiempo vivió situaciones de mucho estrés: "El embarazo fue complicado porque tenía picos de presión, que es peligroso para el bebé y la mamá. Estábamos esperando un parto natural pero todos los días me tenía que tomar la presión dos veces, me daba alta y me angustiaba".

Además, se refirió a la situación con su pareja: "Dos semanas antes del nacimiento de Lola internaron a la mamá de Martín por un problema pulmonar. Eran momentos de mucho estrés porque no sabíamos si la abuela iba a conocer a su nieta. Cuando nace Lola, Martín iba a ver a su madre y después venía al hospital a ver a la nena, por eso le pedía que se pegue una ducha antes de entrar. Ahora el bebé es lo más importante. Que me digan loca, pero es mi vida".

Sobre el final del programa, Adabel Guerrero, como había anticipado en un principio, alzó a su pequeña en vivo, en lo que fue la presentación de Lola en televisión.

 

SEGUÍ LEYENDO