"¡No le estoy gritando! Se lo estoy diciendo bien, y así, en tono… de mando ", dice Andrea del Boca, gesticulando bien a su estilo. "Voy a hablar con su superior para que sepa lo que me ha maltratado usted. ¡Ahora mismo voy a hablar, sargento Gómez!", exclama, ya con el oficial de policía a sus espaldas, mientras la actriz se retira para terminar pasando justo al lado de la cama. Todo con una pobre escenografía de fondo, donde apenas si se destaca la puerta de un ascensor.

De eso se trata la escena de Mamá corazón que esta tarde se emitió en el programa El Diario de Mariana, de Canal 13. Y es, en definitiva, lo único que se ha visto públicamente de la ficción que por estos días ha puesto a Del Boca en el banquillo de los imputados: la Justicia busca determinar en qué gastó los 36 millones de pesos que el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (BACUA) le había otorgado para ponerla al aire, algo que nunca sucedió.

"No me quedé con nada de lo que no me tenía que quedar", ha dicho Andrea, quien incluso defendió la participación en Mamá corazón de su hija adolescente, Ana del Boca, con un sueldo muy alto.

LEA MÁS