Entre la medicina y la fe: qué le dijeron Mirtha Legrand y Luisana Lopilato a Fede Bal al enterarse que tenía cáncer

El actor reveló que se comunicaron con él personas incluso con las que no tenía un vínculo fluido. Y contó el diálogo que tuvo con cada una

El llamado de Mirtha Legrand y Luisana Lopilato a Fede Bal (Video: "Los Ángeles de la Mañana", El Trece)


Fede Bal reapareció públicamente en televisión. Desde que comunicó, a través de un video en sus redes sociales, que tiene cáncer de intestino, el actor había brindado entrevistas pero no se había mostrado. Este martes realizó una videollamada en Los Ángeles de la Mañana y habló del tratamiento que está realizando en el Instituto Alexander Fleming, cómo asimiló la noticia cuando habló con su médico, la noche especial en la que se lo contó a su grupo de amigos, la aparición de de su novia, Sofía Aldrey, y el particular llamado que recibió tanto de Mirtha Legrand como de Luisana Lopilato desde Canadá.

El actor contó que desde hace cinco semanas va todos los días a la institución para realizar el tratamiento. “Me queda una semana y media. El tratamiento consiste en atacar la zona”, indicó y agregó que toma seis pastillas de quimioterapia. “Al principio no duele nada, pero las últimas semanas no se lo deseo a nadie. Son momentos difíciles, pero también de mucha entereza. De entender que la vida tiene algo mejor para mí”.

También aseguró el desafío que sintió cuando su médico lo llamó para contarle que tenía cáncer. “Sentía que me las sabía todas y de golpe la vida me dice que no, que hay que parar. Me puso un paredón y a veces pienso: ‘¿llegaré?’”, analizó. Además, habló de la importancia de poder llamar a su enfermedad con la expresión correspondiente: cáncer. “Mucha gente quiere cambiar la palabra. Hoy tengo cáncer, a mi mamá le digo así también. Mientras uno más pueda normalizar la situación, más fácil puede asimilar lo que va a pasar y también puede recibir las noticias malas”.

Hace unos días el actor encontró una bata que usaba su padre, Santiago Bal cuando hacía teatro, y se la probó.
Hace unos días el actor encontró una bata que usaba su padre, Santiago Bal cuando hacía teatro, y se la probó.

¿Cómo asimiló el llamado de su médico? “Estaba en las buenas, en una mansión, haciendo doble función en temporada con una obra buenísima. Era un cambio en mi carrera. Todo era lindo, hacíamos asado, salíamos todos los días. De golpe no me empecé a sentir bien. Yo era cuidadoso con mis salud, me hacía estudios anuales. Cuando iba al baño a veces tenía un poco de sangre, creía que tal vez eran hemorroides. Y lo dejé pasar. No sentía que realmente estaba en problemas”, recordó Fede.

Entonces, destacó el rol de su novia, Sofía Aldrey, quien le insistió para que se haga controles. “Me crucé con una mujer que es un ángel. Apareció en mi vida y me hizo ver cosas que yo no veía. Me habló de los problemas que habían tenido mi papá y me tío, me dijo que me hiciera un análisis. Y yo pensaba en el trabajo, en la temporada...”.

Y agregó sobre la joven influencer: “Me cocina, me hace reír, me acompaña. Me cuida muchísimo. Hay días que necesito estar solo y ella lo entiende. Tiene un permiso para circular. Hay momentos en los que puedo estar solos, otros, juntos. Somos grandes compañeros. Es muy lindo encontrar a alguien así, que te ayuda a sacar lo mejor de vos”.

Fede Bal y Sofía Aldrey (Instagram)
Fede Bal y Sofía Aldrey (Instagram)

¿Cómo transita este proceso? “Hay días que me quiero golpear la cabeza contra la pared”, admitió el actor. “¿Por qué me pasa esto? ¿Cómo puede ser? tenía todo, y cuando tenés todo a veces no sirve de nada", consideró y relató que decidió regresar solo manejando a Buenos Aires para comenzar el tratamiento. “Todos me querían acompañar, pero uno a veces quiere tener sus tiempos. En el camino me lloré todo, me bajé del auto en el medio de la Ruta 2 y me puse a gritar”.

Por su parte, destacó que el momento en que “le cayó la ficha” de lo que realmente le estaba sucediendo fue cuando comenzó a reírse de sí mismo y a utilizar el humor negro. La noche en que regresó a Capital Federal organizó un asado con su grupo de amigos. “Me agarré el pedo más grande de mi vida, a veces soy medio cavernícola. Los senté y les dije que tenía cáncer y que los iba a necesitar mucho".

Fue el primer momento en que pude decirlo sin tener que cuidar a mi mamá o a mi hermana. Estaba borracho, los abracé, les dije que voy a vivir y que la voy a pasar bien. Nos reímos hasta las cinco de la mañana, chupamos, bailamos. En ese momento entendí lo importante del humor negro y abrí la puerta a reírme de mí", agregó sobre aquella noche.

Carmen había visitado a Fede Bal en la obra "Mentiras inteligentes" durante la temporada teatral de Mar del Plata
Carmen había visitado a Fede Bal en la obra "Mentiras inteligentes" durante la temporada teatral de Mar del Plata

Por otro lado, reveló que entre los llamados que recibió se destacaron el de Mirtha Legrand y Luisana Lopilato, desde Canadá. “Me llamó muchísima gente con la que no tengo contacto fluido, de gente que no conozco. Desde Mirtha hasta Luisana con Bublé".

Chiquita me habló de la medicina. Del director del Fleming, me dijo que iba a estar bien. Y Luisana me habló de la fe. Me dijo que si yo creía en Dios me voy a sanar”, reveló el hijo de Carmen Barbieri.

“Yo tengo mis charlas con ese Dios que tal vez ayuda a mucha gente. Tengo fe, pero creo en algo un poco más grande en el universo, creo en mí. El médico me dijo que el 30 por ciento se cura con el tratamiento, y el 70 no. Estoy en una pelea con la ciencia, porque estoy haciendo un tratamiento, pero se curan solo 3 de cada 10. Ahí es cuando aparece la fe”, sostuvo Fede.

Mirtha Legrand y Luisana Lopilato se comunicaron con Fede Bal cuando se enteraron que tenía cáncer
Mirtha Legrand y Luisana Lopilato se comunicaron con Fede Bal cuando se enteraron que tenía cáncer

Además, contó que fue a ver al Padre Ignacio a Rosario, quien le dio agua bendita. “Él me dijo que si tomo me voy a curar. A veces de golpe tomo. Me abrazó y me dijo: ‘Vas a estar bien’”.

El actor, que pasa la cuarentena en una casa que le regaló su madre -y que pertenecía a la familia de Luis Alberto Spinetta- contó que se armó un estudio de radio, ya que debutó como conductor en FM Late el viernes pasado, y que también tiene una sala con instrumentos -"me conecté de vuelta con la música"-, en donde toca la batería electrónica y la acústica.

También aseguró que no recibe visitas porque es “paciente de riesgo” y que a veces va a hacer las compras junto a su novia, y otras hace un pedido. Antes de finalizar la entrevista, que duró poco más de una hora, mostró una alianza que tiene en su mano. “Era de mi papá. Dice 1984, el año que conoció a mi mamá. Lleva el nombre de ellos dos", contó antes de darle un beso. “Me acompaña siempre”.

SEGUÍ LEYENDO

Una advertencia que llegó en el momento justo y terminó siendo vital: Sofía Aldrey, Fede Bal, y la historia de un amor que también sana

La historia detrás de la canción “Yo me quedo en casa”, que tiene como protagonista a Fede Bal

Fede Bal reveló la conversación que tuvo con el médico cuando le diagnosticaron cáncer: “Sentí que empezó una película”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos