Antonio Gasalla y Marcelo Polino sobre el escenario, en la frustrada obra que llevaba el nombre del capocómico y que se montó en Mar del Plata (Foto: Eduardo Aguada)
Antonio Gasalla y Marcelo Polino sobre el escenario, en la frustrada obra que llevaba el nombre del capocómico y que se montó en Mar del Plata (Foto: Eduardo Aguada)

Después de su salida intempestiva en medio de la temporada teatral del verano en Mar del Plata, Antonio Gasalla comenzó a planificar su vuelta al teatro. El miércoles 4 se juntó a cenar en un restaurante de Recoleta con su amigo Marcelo Polino, con quien protagonizó el espectáculo fallido que decidió levantar por cuestiones de salud.

El abogado del actor, Miguel Ángel Pierri, le confirmó a Teleshow que Gasalla “ha superado los problemas de salud más graves que le aquejaban, sobre todo el que estaba relacionado con su piel”. Además, el cómico tenía un inconveniente en una de sus rodillas que lo obligó a regresar a fines de enero a Buenos Aires para hacerse ver por su médico de cabecera.

Luego llegó el momento de negociar su desvinculación con el empresario Guillermo Marín por la ruptura del contrato que los unió para la obra de teatro que el empresario produjo en Mar del Plata, y el actor interrumpió. Aunque Pierri afirma que ambas partes “quedaron empatadas” económicamente, se supo que Gasalla tuvo que indemnizar al productor por el lucro cesante y el adelanto de dinero que se le había hecho por un contrato que no se termino cumpliendo.

Pasada esta contingencia, y mejor de salud, ahora Gasalla planea rearmar el espectáculo que hizo con Polino y un elenco de humoristas en La Feliz. Para ello piensa en el teatro Premier de la calle Corrientes, o bien hacer una gira por puntos claves del Interior. Pero lo cierto es que el capocómico tiene intenciones de continuar y no de retirarse, como se especuló en mitad del verano.

Desde que había arrancado la temporada en Mar del Plata, Antonio vivió momentos complicados y casi no tuvo paz en el mes de funciones que realizó. Ya sea por sus cruces con la prensa como por las polémicas que se desataron con algunos colegas, como Laura Fidalgo o Mirtha Legrand, las cuales eran nombradas en la obra con chistes, el actor estuvo constantemente en el ojo de la tormenta.

En la obra, Gasalla desplegaba distintos personajes; el ida y vuelta con Polino estaba muy logrado (Foto: Eduardo Aguada)
En la obra, Gasalla desplegaba distintos personajes; el ida y vuelta con Polino estaba muy logrado (Foto: Eduardo Aguada)

Las funciones transcurrieron y con el paso de los días el espectáculo se fue asentando y el publico le empezó a dar su apoyo cada día un poco más. Sin embargo, los números no fueron los esperados y con un promedio de 300 entradas por función, el espectáculo estaba por debajo del promedio que esperaba Guillermo Marín esperaba cuando contrató a Gasalla.

Después de varias semanas en las cuales el rumor del levantamiento de la obra era moneda corriente en algunos medios, finalmente el día jueves 30 de enero llegó el comunicado que confirmó la baja de Antonio de la temporada de verano. El texto era breve pero contundente: "En el día de la fecha el señor Antonio Gasalla se comunicó con el empresario teatral Guillermo Marín para informar que se bajaba de la temporada marplatense”, rezaba el comunicado.

SEGUÍ LEYENDO