Andrea Álvarez y Richard Coleman
Andrea Álvarez y Richard Coleman

Son dos de los músicos más importantes de nuestro rock. Nombres como Rouge, Viuda e Hijas de Roque Enroll, Fricción, Los 7 Delfines y, por supuesto, Soda Stereo, son los que rápidamente se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en ellos.

Richard Coleman y Andrea Álvarez, con sus bandas, brindarán un show que girará en torno al concepto de la "muerte del rock". Será una "celebración" -como ellos mismos dicen- de "ese deceso", que nunca se termina de concretar dado que el género sigue vigente, pese a todo.

En diálogo con Infobae, anticiparon cómo será "El rock ha muerto, ¡otra vez!" (este sábado a las 21:00 en Niceto Club), por qué le pusieron ese nombre al show, analizaron el presente de la música argentina y recordaron a Gustavo Cerati, íntimo amigo de ambos.

-La primera pregunta tiene que ver con el nombre del show. ¿Por qué "El rock ha muerto, otra vez"?

Richard Coleman: Lo de ponerle título a la velada fue una idea que surgió porque nos parecía muy poco anunciarlo como Andrea Álvarez y su banda, Richard Coleman & el Trans-Siberia Express. Y me pareció que estaba bueno conceptualizar la idea, poner un concepto que explicara un poco la razón de esta unión, de esta velada. "El rock ha muerto, ¡otra vez!" surge un poco como una idea que está siempre latente en nuestras carreras. Siempre, desde que empezamos, periódicamente se pronuncia la muerte del rock y sabemos bien que eso no es tan real. Me pareció un buen tema de conversación. Le propuse a Andrea titularlo así para generar una charla, como esta que estamos teniendo ahora.

Andrea Álvarez: Exacto. Se le ocurrió a Richard. En realidad, cuando nos dijimos "hagamos alguna", tenía que ver con unirnos para juntar fuerzas y este tema en nuestras charlas y en nuestro entorno es reiterativo. Se habla de la muerte del rock, se lo pone al rock como lugar de deseo, de frustraciones, se lo imagina, se lo magnifica, se lo usa para validar, se lo compara, se lo mata… Nosotros, como músicos de rock, medio que nos cansamos y ahí viene el "¡otra vez!". Nos pareció gracioso traer la cuestión de la muerte de algo que vive tan fuerte en nosotros y que desde nuestro lugar registramos tan distinto que los que dicen muerto.

Andrea Álvarez y Richard Coleman presentan “El rock ha muerto, ¡otra vez!”
Andrea Álvarez y Richard Coleman presentan “El rock ha muerto, ¡otra vez!”

-Ya que hablamos de la muerte del rock. ¿Cómo ven el rock nacional hoy? ¿Piensan que está en crisis -como sostienen muchos- o, por el contrario, creen que es un momento de gran expansión y se da lugar a nuevos estilos dentro del género?

Richard: No creo que el rock de nuestro país esté en crisis. Crisis es otra cosa. Creo que sí está en una transición y está en una búsqueda de un nuevo lenguaje. Tal vez, a quien le corresponde hablar de eso es a las nuevas generaciones, a los nuevos intérpretes, los nuevos autores, los nuevos compositores del rock. Mientras tanto, el rock -como estilo- creo que está en un letargo y no tiene una verdadera renovación. Hay una cantidad de cosas que están sucediendo alrededor del rock que pueden ayudar a que en algún momento se renueve.

No creo que el rock de nuestro país esté en crisis (Coleman)

Andrea: Justamente el rock es rock con muchas ramificaciones, no géneros. Es un género musical por sí mismo. Los demás son otros. Se usa la palabra rock para definir a cualquiera más "zarpado" o con personalidad "fuerte". ¡Pero el rock es otra cosa! En este momento, la música referente de los más chicos no es el rock. Aunque muchos jóvenes lo busquen y lo toquen, no es la mayoría. Nos parece bien, es lógico. Se trata de diferenciarse de sus padres y nosotros, padres, nos sentimos unidos al rock como referente de muchas cosas.

El rock nos definió en la vida. Mientras exista algo que cuestionar -y en Argentina sobran razones- va a existir en algún lugar del país un chico o una chica con una guitarra queriendo gritar sus verdades. Y eso es rock. La crisis por ahí la tienen las personas.

En este momento, la música referente de los más chicos no es el rock (Álvarez)

Yo, y esto es muy personal, creo que estamos en un momento, desde hace rato, en que los artistas se esfuerzan por ser queridos, por ser aceptados, por pertenecer y, por ahí, eso no combina con el rock. O sea, que si estos artistas quieren usar elementos del rock para interpretar su música, queda blando, falso, aburrido y por ahí eso es llamado "crisis". Esto es más cómodo para "la industria" y, entonces, es lo que se muestra. Pero ojo, existe un mundo que no es lo que más se ve y está ahí, rompiendo las bolas como tiene que ser.

-Para el 31 en Niceto tengo entendido que repasarán sus repertorios sin pistas ni computadoras. ¿Cómo será eso? ¿Cómo es hacer música hoy sin computadoras?

Richard: ¡Qué loco la pregunta! "¿Cómo será eso de repasar el repertorio sin computadoras ni pistas?" (Risas). Mirá, yo desde que entré en mi etapa solista, hace ocho años que estoy trabajando con el Trans-Siberia Express, una de las premisas del sonido de la banda fue que tocáramos fundamentalmente sin una estructura de pistas, sin grabaciones, sin nada secuenciado. Quiero rescatar para el vivo lo que es la interacción de los músicos y esa compensación que se da también cuando interactuamos, ¿no?

Correr un poco el riesgo. Para tocar, en mi proyecto, prefiero privarme de eso. Me gusta hacerlo de otra manera. Obviamente que para grabar y trabajar en producción uso computadoras. Tampoco soy un picapiedra…

Andrea: Nunca usé computadoras para tocar porque el rock que me gusta lejos está de secuencias y electrónica (existe el rock electrónico por supuesto). Mi repertorio nunca fue de otra forma que tocado en vivo solamente: bajo, guitarra, batería y voz. Creo que Richard es parecido, al menos lo que yo compartí nunca fue con secuencias o algo así. Rock.

Álvarez y Coleman anticiparon para Infobae cómo será el show que los tendrá como protagonistas
Álvarez y Coleman anticiparon para Infobae cómo será el show que los tendrá como protagonistas

-¿Qué expectativas tienen para el concierto? ¿Hace cuánto están ensayando?

Richard: Como expectativa, lo que anhelo, lo que me gustaría y creo que va a pasar, va a ser una noche de mucha música, de muchos artistas en el escenario porque no solamente Andrea y yo somos los artistas. Sino que también nuestros músicos son artistas de su instrumento. No son músicos que tocan las partes tal cual están escritas, sino que son realmente intérpretes de nuestra música. Eso quiere decir que lo que pasa en ese momento es super subjetivo y es lo que pasa solamente esa vez. Sé que va a ser una noche con mucha música, mucha intensidad y espero que la gente se sume y concrete finalmente el hecho artístico que funciona solamente cuando hay una acción y reacción de artista y público. Creo que va a ser muy bello lo que pase.

Andrea: Yo no ensayo mucho. Cuando sos solista es difícil pedirle a los músicos que te acompañen en tu locura como si fuera la de ellos. Entonces se trata de ensayar bien concretamente. Estos días son los de los ensayos y el rock tiene, como condición, dejar un espacio importante librado al azar.

-Además de ustedes, estarán tocando las bandas de los dos. ¿Cómo fue ese trabajo entre los grupos? ¿Quién está a cargo de la dirección musical?

Richard: Va a tocar cada banda haciendo su repertorio. No vamos a tocar ensamblados. Entre Andrea y yo estamos dirigiendo el evento porque va a haber sorpresas, cosas que no te voy a contar porque creemos en las sorpresas como parte muy importante de la historia del rock. Van a pasar algunas cosas que no se esperan y están trabajadas para que funcione de esa manera.

Andrea: No vamos a ensamblar a las bandas. Cada set es separado. Y sí, tenemos una sorpresa preparada que no queremos contar justamente para que el factor sorpresa, que es el encanto de la música en vivo, se mantenga intacto.

La ausencia de Gustavo Cerati es muy notable (Coleman)

-Hablar con ustedes y no preguntarles por Gustavo Cerati creo que sería caer en un olvido imperdonable. Como grandes amigos que fueron de él, ¿qué es lo que más extrañan? ¿Qué consejos o actitudes suyas tomaron para sus propias carreras?

Richard: Su ausencia es muy notable. Lo extraño. Extraño saber que está, que le puedo compartir cosas, que podemos hablar no solo de música, sino de cosas que hablan los amigos, cosas privadas, nuestras dudas, cosas de la existencia… Por otro lado, como cosas que he aprendido junto a Gustavo, hay algo que valoro y siempre diré que yo aprendí con él: vivir el apasionamiento y la búsqueda de la excelencia en el trabajo artístico. El tratar de no dejar las cosas más o menos, sino dar todo para que lo producido sea lo mejor de uno. Saber que uno pone lo mejor de uno para que llegue al otro lado, al público.

Estoy segura de que (Gustavo Cerati) estaría muy feliz con esta unión (Álvarez)

Andrea: Yo extraño todo. Realmente estoy segura de que él estaría muy feliz con esta unión. Es más, de estar acá, tocaría el 31 seguramente. Extraño su ser faro, su ser parámetro de muchas cosas, su voz, su energía, su vuelo. Extraño tenerlo como alguien a quien consultarle sobre música. Yo aprendí mucho y creo que, sin querer, aplico casi todo lo que aprendí a su lado, aún sin darme cuenta de que lo estaba aprendiendo.

Richard Coleman y Andrea Álvarez recordaron a Gustavo Cerati
Richard Coleman y Andrea Álvarez recordaron a Gustavo Cerati

-La última pregunta es si va a ser solo este concierto juntos o si podemos esperar más.

Richard: No se sabe. Por ahora es solamente este concierto. Este año seguramente va a ser solamente este concierto, que será la celebración de la muerte del rock. Es muy complicado de producir este evento. Por ahora estamos muy contentos de sacar adelante esto. Ya veremos. Sé que por las condiciones, por lo complicado que es, no lo podemos sacar de gira. La celebración del rock ha muerto otra vez será esta vez en Niceto.

Andrea: A mí me encantaría que siguiéramos presentando este espectáculo en muchos lugares. Me gustaría generar con esta unión un estímulo, un entusiasmo que haga mover a la gente de su casa e invitar a compartir la hermosa ceremonia del vivo. Es difícil sin producción, sin dinero, sin productores interesados en mover el show. Somos dos solistas con una estructura definida técnica, equipos armados de gente talentosa y que son piezas fundamentales de nuestros proyectos. Ojalá que podamos viajar por el país y compartir nuestro amor por la música con mucha gente. Ese es el fin de un o una artista: compartir, comunicar, dar para recibir y seguir girando en este ciclo hermoso de la música en vivo.

*Richard Coleman y Andrea Álvarez se presentan este sábado a las 21:00 en Niceto Club. 

SEGUÍ LEYENDO: