Guido, en una internación anterior
Guido, en una internación anterior

A poco más de una semana de la muerte de su mamá, Nélida, Guido Süller debió ser hospitalizado, debido a que sufrió un ataque de pánico, según él mismo confirmó a Teleshow.

El periodista Ángel de Brito había compartido en sus redes sociales un video del hermano de Silvia en la cama de un hospital junto a su marido Tomasito.

"Me internaron, fue un susto muy grande", confirmó Süller a este sitio, y luego explicó: "Tuve un ataque de pánico. Demasiada angustia". El episodio se habría generado tras la partida de su mamá, el miércoles pasado.

Guido Süller internado (Video: Ángel de Brito)

Guido se encuentra en el Sanatorio Las Lomas de San Isidro y Tomasito, con quien se casó en mayo del año pasado, es la única persona que lo acompaña en este duro momento.

El mediático está sedado, por lo que ya no siente dolores y aún no sabe cuánto tiempo más deberá permanecer en observación.

"Se murió mi mamá, estoy devastado, por favor ayúdenme", escribió la semana pasada confirmando la partida de su mamá, que murió a los 91 años, tras haber estado varios días internada en grave estado.

Anteriormente también había usado las redes sociales para pedir una cadena de oración por Nélida, mientras los médicos aún no podían determinar qué era lo que tenía.

"La extraño mucho, no puedo más con el dolor. Me estoy llorando todo. Espero que de a poco se me pase", había contado la semana pasada a Teleshow.

Tanto Guido como su hermana Silvia pusieron dudas sobre la muerte de su madre. "No voy a parar. Ahora estoy hecho pelota. Tengo a mi mamá en un cajón, pero ya voy a ir, me voy a sentar en frente a una cámara y voy a contar todo", había dicho él.

Guido y Silvia despidieron a su mamá (Maximiliano Luna)
Guido y Silvia despidieron a su mamá (Maximiliano Luna)

Sobre lo que le había pasado a Nélida, Silvia contó en Nosotros a la mañana: "Había ido a comer pizza con cerveza con mi hermana. Al día siguiente le salió un sarpullido, llamamos al médico, le dio un remedio, no le hizo nada y al otro día estaba peor, así que la internamos".

Guido agregó: "El sarpullido se le fue, pero después le salió un herpes en la boca que se fue propagando en la lengua, garganta y esófago. Le hicieron un estudio de defensas y las tenía tan bajas como una persona con inmunodeficiencia. Entonces, empezó a pescar cualquier virus o bacteria en el ambiente".

Ambos coincidieron en que su madre era una persona sana: "Tenía problemitas de memoria y nada más. Estaba más sana que nosotros dos juntos. ¿Si hay gente que no la quería ver viva? Más adelante vamos a decir eso porque es muy fuerte lo que pensamos de lo que sucedió".

SEGUÍ LEYENDO