Fernando Dente reveló que es hijo de un cura
Fernando Dente reveló que es hijo de un cura

La bomba periodística de esta semana llegó en formato de reportaje en un medio gráfico, cuando el actor y bailarín Fernando Dente reveló a la revista Gente que es hijo de un cura. El protagonista del musical Aladdín, quien saltó a la fama a raíz de su participación en el reality de Disney High School Musical, tiene otro hermano famoso, el periodista Tomás Dente, quien actualmente se destaca en el programa Nosotros a la mañana, por El Trece.

La publicación de la nota al menor de los hermanos generó revuelo televisivo y una interna familiar que recrudeció a propósito de los secretos que tenían guardados y preferían no exponer.

Sin embargo Fernando Dente habló por cuenta propia con la revista, para brindar una entrevista intimista en la que se refirió al momento de confesar públicamente su sexualidad –el año pasado, en Instagram, hizo saber que es gay– y contar difíciles momentos de su infancia. Su hermano Tomás, al ser consultado por las declaraciones en el ciclo en el que trabaja, prefirió el silencio y no ampliar detalles, ni confesar cómo repercutió en el seno familiar lo que el actor contó en la publicación.

Fernando Dente reveló su historia de vida en una entrevista en la Revista Gente
Fernando Dente reveló su historia de vida en una entrevista en la Revista Gente

En la nota, el ex participante del Bailando prefirió referirse a su verdadero padre como "el cura". Detrás de la historia que relató –su madre, Adda, le confesó antes de morir, en 2009, que su verdadero padre no era José, quien lo crió como a sus otros tres hermanos, sino que se había enamorado de un sacerdote en un impasse de la relación con su marido-, está la verdadera identidad de su padre real, con quien casi no tuvo relación.

El matrimonio Dente había tenido tres hijos: Guido, el mayor; Tomás, el del medio; y Lucas, hasta entonces el menor. Los chicos cursaban sus estudios en el Colegio Marianista de Caballito. En esta institución religiosa, el padre Fernando era profesor del mayor y catequista: coordinaba reuniones de grupos de matrimonios, padres de los alumnos. Allí conoció a Adda, la madre de los chicos, y se enamoraron. Como contó Fernando Dente en el reportaje, el sacerdote le propuso dejar los hábitos para irse juntos cuando supo que estaba embarazada. Finalmente la mujer se reconcilió con su marido y se fueron a Bariloche para festejar el reencuentro. El actor creyó toda la vida que en ese viaje había sido engendrado, pero para ese entonces su madre ya estaba embarazada de él, y al nacer se llamó del mismo modo que su verdadero padre.

El cura Fernando Onetto finalmente dejó los hábitos de todos modos, y al tiempo conoció a otra mujer con la que terminó casándose y teniendo otros hijos, formando una familia. Por su parte, los hermanos Dente dejaron el Colegio Marianista y se cambiaron de institución a instancias de sus padres.

El hombre toma notoriedad 25 años después porque su hijo decidió contar en una revista su verdadero origen, despertando a su vez enojos e internas varias: aunque no lo dirá públicamente, Tomás -su hermano periodista- está dolido y enojado, al igual que los otros dos hijos de Adda y José: Lucas y Guido. Ninguno fue avisado previamente por el hermano menor sobre las declaraciones que iban a publicarse, como tampoco la familia del "cura", quien en rigor hace mucho que dejó de ser sacerdote.

El padre Fernando era sacerdote del colegio al que iban los hermanos más grandes de Fernando Dente
El padre Fernando era sacerdote del colegio al que iban los hermanos más grandes de Fernando Dente

"Estoy tranquilo. Fue bastante liberador", dijo ayer en Intrusos el menor de los hermanos. "Es algo que me tocó, que no elegí. De alguna manera, lo heredé. Es algo que venía pensando, vengo de un proceso de hace mucho tiempo de permitirme entender cien por ciento quién soy y no tener ningún secreto, ningún tabú. Está ligado a nuestra identidad, que es lo más importante que tenemos todos", explicó el actor.

"La nota iba por ese lado porque era a raíz de este camino nuevo que estoy emprendiendo: mi necesidad y el haber descubierto cuán importante era para mí poder seguir avanzando; ser genuino y cien por ciento honesto", agregó.

"Era un tema que para mí no estaba en mi diaria. Hay días que ni siquiera me acordaba de eso, porque para mí mi papá es mi papá y mi mamá es mi mamá. Y es así. Fue fuerte", continuó.

Por su parte, explicó cómo transitó la noticia una vez que su madre se lo confesó antes de morir (en 2009), según su relato: "Como pude, primero, y como me lo fui permitiendo también. Lo descubrí en un momento en que estaba empezando con la vida que había querido tener toda mi vida. Así que por momentos lo fui pausando y lo fui procesando".

El tatuaje de Fer Dente: una foto de él y su mamá
El tatuaje de Fer Dente: una foto de él y su mamá

SEGUÍ LEYENDO