Diego Torres (Fotos: Enrique Tubio / Infobae)
Diego Torres (Fotos: Enrique Tubio / Infobae)

Diego Torres vive entre Buenos Aires y Miami. En una ciudad nació. La otra lo terminó adoptando. Radicarse en los Estados Unidos le permite estar cerca de varios países donde ha desarrollado una exitosa carrera, como es el caso de México, por ejemplo. Recién llegado de la Argentina, tras haberse presentado en el estadio Luna Park con localidades agotadas, Diego habló sobre con Teleshow en Miami sobre sus planes futuros, y dio su opinión sobre la situación en su país.

—¿Cómo fue la vivencia del Luna Park en Argentina?

—Excelente. Se tuvo que agregar otra función porque las dos previstas se agotaron. La respuesta de la gente fue increíble, sobre todo en un momento difícil, complicado. Valoro mucho el esfuerzo de la gente por estar ahí, por pagar una entrada, porque mucha gente te escribe que no la puede pagar.
Después, con la ilusión de hacer una primera gira nacional en octubre por Mendoza, Rosario, Córdoba, San Juan, Salta y Tucumán. Y seguramente vamos a hacer algo más en Buenos Aires, no sé si este año o el próximo. Realmente estoy muy contento con la respuesta de la gente, lo que me sorprende de verdad es que las canciones nuevas pegaron mucho y me renovaron mucho el público joven. Lo veo con mi hija (Nina), sus amiguitas y los amigos. "Un Poquito" fue un éxito, y  "Esa Mujer" también. Y sumó madres con sus hijos, y la gente grande. Eso es divino: en un abanico amplio, todos conectados, en una misma sintonía. Con una canción.

Diego Torres y Carlos Vives, "Un Poquito"

A Diego se lo nota entusiasmado. "'Un Poquito Tuyo' estuvo al tope en la radios en Buenos Aires; son esas canciones que se conocen sonando, y que naturalmente funcionan. Y ahora 'Esa Mujer' está a pleno en Argentina. Le puse el bandoneón para que, en este sonido renovado, siga teniendo la esencia de nuestra música: donde pongas un bandoneón, es Buenos Aires".

Diego Torres, Yadam, ganador del Latin Grammy a la “Mejor Canción Tropical” 2016 y Carlos Vives
Diego Torres, Yadam, ganador del Latin Grammy a la “Mejor Canción Tropical” 2016 y Carlos Vives

"Con Yadam, mi socio a la hora de componer, que estudió en el Conservatorio de Cuba con Alex Batista, trabajamos mucho en esta modernización del sonido, pera no perder la esencia. Siempre me gustó esa fusión, tener lo clásico y lo aggiornado. La gente te lo valora: '¡Qué bueno! Diego se renueva, pero nunca deja de ser él'. Y eso es lo que uno también busca".

Diego Torres
Diego Torres

—Tras tu viaje a Argentina, ¿cómo notaste el país, en general?

—Al país lo veo golpeado, y a la gente, muy apretada económicamente. Esto más allá de lo político.

—¿La gente te lo dice, te lo hace sentir?

—Lógicamente, sí, te lo dicen. Además, uno es un argentino, y lo ves y lo sufrís. Y yo sigo teniendo gente que trabaja conmigo allá, pagando sueldos, pagando impuestos, pagando cosas; y te das cuenta. Creo que es un momento importante, porque nuevamente estamos ante la oportunidad de las elecciones, para que pensemos bien qué destino queremos tener como país. También me parece que todos estamos esperando una Justicia que funcione para todos lados, para todos por igual. Eso es el medidor de un reglamento que funciona, para que la gente entienda que andar derecho y caminar en el sentido correcto tiene un valor. De lo contrario, nos están dando un mal ejemplo como sociedad. Y uno, que tiene contacto con diferentes generaciones, lo ve.

Todos estamos esperando una justicia que funcione para todos por igual

—¿Este año será un momento bisagra para el país?

—Es un momento bisagra, nuevamente. Como pueblo necesitamos de verdad que estas cosas empiecen a funcionar de otra manera para que podamos de una vez por todas trazar un país a futuro, a 20, 30 años. Tanto vos como yo miramos para atrás y es como que Argentina está estancada siempre en la misma crisis, la inflación, el dólar…

—A veces parecería que Argentina es un loop, un bucle, que cuando llega a su fin, vuelve a comenzar.

—Sí, es como un loop. Ayer me decía uno: "Te vas 10 días de Argentina, y volvés y no entendés nada; pero te fuiste hace 20 años y entendés todo".
Y sí, es como un loop: ponés hoy un monólogo Tato Bores y es completamente actual. Entonces, hay algo que no está funcionando bien, y esto lo digo desde la independencia, no desde una bandera política. Me parece muy importante —y esto lo decía el otro día (el neurólogo) Facundo Manesencontrar la verdad y no a qué lado perteneces para a veces defender lo indefendible. Seamos abiertos: trabajemos tomando ideas de un lado y del otro, lo que está bien, mejorando lo que está mal, pero vayamos en búsqueda de la verdad.

—Tal vez porque en la Argentina todo es blanco o negro, y no hay matices…

—En el medio no hay nada. Y estar en el medio, ser independiente, no significa ser un tibio o un gris, sino que significa tener autocrítica de verdad, abrirse y decir: "Esto que hizo aquel gobierno estaba bien, esto que hizo este gobierno está bien". Así hacen los países civilizados donde el que gana se junta con los cuatro o cinco líderes cuando cambia el gobierno, y dicen: "Esto, esto, esto, está bien, y esto está mal". Acá uno viene con unas reglas, otro viene con otras reglas, arma y se desarma, arma, se desarma, y quedamos estancados en el loop.

—Un deseo para la Argentina.

—Un deseo de paz. Primero, de paz social, de posibilidades de trabajo para la gente, de aceptarnos y respetarnos en nuestras diferencias. No entrar en ese juego de dividirnos, sino de escucharnos, porque de esa manera me parece que caminamos hacia un camino más fértil, más verdadero y no estamos peleándonos entre nosotros. Amo profundamente a (Carlos) Gardel porque me representa su espíritu de conquista, no solamente su gran voz y su música, sino que fue el primer conquistador que en los años 30 viajaba en aviones, que eran diferentes a los que viajamos ahora, e hizo giras en Latinoamérica, y cruzaba en barcos a Europa y no paraba. Dicen que descendemos de los barcos, por los inmigrantes que se mezclaron con los criollos y con los nativos, por eso somos tan particulares los argentinos. Pero mantengámonos unidos porque si no nos devoran los de afuera, y también los de adentro. Eso es lo que siento.

Diego Torres en JW Marriott de Miami (Foto: Infobae/Enrique Tubio)
Diego Torres en JW Marriott de Miami (Foto: Infobae/Enrique Tubio)

Si de viajes se trata, Torres tampoco para. "Ahora voy a hacer una gira por España, desde el 18 de junio hasta el 30. En julio hago Guayaquil, Ecuador; en septiembre tenemos Perú. En octubre tenemos la gira nacional por Argentina y además Chile. Luego vendrán México, Colombia y Centroamérica. Será ser un año muy intenso", confiesa.

—¿Planes en lo actoral?

—Participé en la serie mexicana Run Coyote Run, que habla del tráfico de inmigrantes. Es una serie muy atractiva: conocí a su director, conocí a sus protagonistas, y realmente me atrajo.

—¿Cuál es tu rol en la serie? ¿Por qué te atrajo?

—Porque no hago de bueno. Tenía ganas de hacer de maldito. Pero me dijeron que mucho más no puedo contar.

—Ya de bueno hacés en tus temas o videoclips…

—Yo soy bueno. Y tengo convencida a la gente que soy bueno (risas).

—¿Dónde se verá?

—En el canal FX a nivel regional. Calculo que en septiembre u octubre. Era mi primera experiencia como actor en México. Además tenía muchas ganas de trabajar con el director, Gustavo Loza, que tiene una trayectoria muy importante en muchas películas y series.

Run Coyote Run, del canal FX
Run Coyote Run, del canal FX

—¿Algún detalle más de lo que te gusta de la serie?

—Sucede en un pueblito de frontera, en el muro, entre México y el estado de Arizona. Son traficantes de personas. Está contado con ese realismo mágico tan de México. El Chavo del 8 te entretenía pero era un crudo realismo, y esta serie tiene lo mismo: los personajes son terriblemente jodidos y encantadores al mismo tiempoMe gustaba mucho vivir el mundo de frontera del inmigrante. Filmamos en un pueblo llamado Naco, que está en el límite con Estados Unidos, y conocí una parte del muro. Fue muy atractivo para mí, una experiencia muy fuerte, y conocí esa realidad. Porque ahí estamos firmando donde estaba la realidad. Después estoy con varios otros proyectos actorales: hay una miniserie dando vueltas y también una película.

Apertura de la novela "Un poquito tuyo", emitida por Telemundo en EEUU

—Contanos sobre la canción "Un Poquito", que es tema principal de la telenovela Un poquito tuyo, que se emite en México y en Estados Unidos en horario estelar. Como artista argentino, abrir una serie con esa llegada internacional debe significar mucho; creo que ningún compatriota lo había logrado. ¿Qué te pasó a vos, en lo personal y en lo profesional?

—Me dio mucha alegría cuando nos llamaron para pedirnos la canción. Vi la serie y me gustó. Es como las que hace Adrián Suar en Pol-ka, con conflictos de la vida real, muy costumbrista. Y la serie tuvo tanto éxito en México que ahora la está emitiendo Telemundo en Estados Unidos. Así que muy contento, cuando pasa eso con la canción es porque se mete profundo en la gente.

—Y más cuando te piden la canción y no la ofrecés…

—Y encima, la serie se llama un Un poquito tuyo. Y es muy fuerte: todos los días el tema sonando en horario estelar y en todos los estados de EE.UU.

Diego Torres y Carlos Vives en el detrás de cámara de su videoclip “Un Poquito”
Diego Torres y Carlos Vives en el detrás de cámara de su videoclip “Un Poquito”

—Es que la química de la dupla con Carlos Vives fue magnífica…

—Sí, con Carlos teníamos pendiente hacer algo juntos. Hace muchos años que nos conocemos y nos llevamos muy bien, y entonces, todo fue muy verdadero. Para mí, esa es la manera de hacer un dueto. Gracias a Dios, todos los duetos que hice fueron de verdad, porque los sentía; por ejemplo, con Rubén Blades, a quien admiro mucho. Lo mismo con el dueto con Ivete Sangalo, de Brasil, que nos hicimos súper amigos; es una mujer muy atractiva y profunda. Lo mismo con Juan Luis Guerra, y con los Ketama, con quienes en junio voy a cantar en el Adrienne Arsht Center de Miami.

—Imagino que después de este éxito con Carlos Vives no hay que descartar que alguien de Sony ya esté pensando en hacer un segundo tema.

—Mira, justo hoy nos mandamos un mensaje, casualmente, con Carlos, y me decía: "Bueno, nos tenemos que encontrar a ver cómo seguimos" (risas).

—Los éxitos no se abandonan.

—Sí. Además, nos sentimos muy cómodos. Yo canté con él en diferentes ciudades, me ha hecho asados en su casa. Cuando se brinda, Carlos es una persona muy, muy linda; tanto él, como su mujer, su familia.

Cantando con las estrellas. Phil Collins posó después del recital con sus invitados, entre ellos, Diego Torres. (Twitter)
Cantando con las estrellas. Phil Collins posó después del recital con sus invitados, entre ellos, Diego Torres. (Twitter)

—Recordanos cómo fue que terminaste cantando con Phil Collins en 2016.

—Estas cosas que pasan en la vida… Un día me me dijeron: "Phil Collins te está buscando para su fundación, va a hacer un show y te quería invitar". "¿Sí? —dije—, bueno, okay, pásenle mi teléfono". Un día me suena el teléfono y escucho: "Hi, Diego, I'm Phil Collins… ("Hola, Diego, soy Phil Collins)", y yo no lo podía creer, sinceramente. Y bueno: participé en su show y cantamos juntos en The Fillmore Miami Beach.

—¿Y con Pablo Milanés?

"Che, Pablo Milanés te quiere invitar a cantar", me dijeron. Y un día me llamó. Así que para mí fue un honor cantar con un exponente de la trova cubana.

Diego Torres (Fotos: Enrique Tubio / Infobae)
Diego Torres (Fotos: Enrique Tubio / Infobae)

SEGUÍ LEYENDO