"Siempre quise ser actriz, fue un deseo fuerte y  un acto de rebeldía, aunque no lo manifesté desde el lugar de decir 'me hago la loca'", dijo ella hace un tiempo. Y sus juegos dejaban en evidencia sus ganas de subir al escenario.

Ella resume sus días de pequeña en Banfield, como un "misterio feliz", hiperactiva pero solitaria, le gustaba nadar y también visitar lugares con frío y compartió sus fotos y recuerdos de su niñez con Teleshow: Vanesa González.

Nombre completo: Vanesa Natalia González

Fecha de nacimiento: 3 de febrero de 1987

Vanesa González (Santiago Saferstein)
Vanesa González (Santiago Saferstein)

Su sonrisa y su mirada se mantienen intactas a lo largo de los años. Creció en Banfield hasta los 16 que sus papás se separaron. "Siempre viví con animales. De chiquita crecí con Fenrry , un ovejero alemán que adoraba y Panqui, una perrita rescatada que amé", dijo la actriz protagonista de Las de Barranco, en el Centro Cultural 25 de mayo.

"Tenía una hermanita que murió a mis once años. La adoraba", contó y prefirió guardar los detalles y recuerdos para su intimidad. Alguna vez la recordó como una de las personas "más importantes" en su vida y quien le enseñó lo que es el amor en su estado más puro.

A la hora de divertirse, Vanesa tenía en su prima a una gran compañera: "Me encantaba jugar a las hermanas con ella. También repetía las escenas de las películas al costado de la tele". Luego recordó un curioso juego por el que aún la cargan en la familia: "Hacía que era algún animal y tenía cachorros, vagaba por las montañas, jugaba a mamá perro".

Vanesa con sus primos y amigos en un cumpleaños
Vanesa con sus primos y amigos en un cumpleaños

Además de las visitas a sus primos recuerda quedarse a dormir en la casa de sus abuelos. Incluso en una de las fotos está con ellos y sus amigos celebrando un cumpleaños con una torta muy especial: "La había hecho mi mamá, siempre hacía tortas de con formas divertidas y me pintaba dibujos".

Vanesa en el colegio con su amigo Alejo
Vanesa en el colegio con su amigo Alejo

Artista desde niña, le gustaba escribir, estar tirada en el pasto, mirar películas de dibujos animados, jugar en la pileta y nadar: "Siempre estaba moviéndome y  podía estar un rato largo sin gente también. Había algo de eso que ya disfrutaba".

Vanesa en una pintada que se realizó en el colegio
Vanesa en una pintada que se realizó en el colegio

En otras dos postales está de viaje: "Ahí estaba con mi mamá y mi papá, fuimos a almorzar después y toda una mañana de la playa. La otra fue en Jamaica, con mis papás, en la pile del lugar donde nos alojábamos. Siempre me gustaron los sombreros y ese de mi mamá, tenía flores, ¡eso me encantaba!".

Vanesa de viaje con su familia
Vanesa de viaje con su familia
Vanesa González, de niña en Jamaica
Vanesa González, de niña en Jamaica

De aquella época heredó su gusto por viajar: "Visitábamos muchos lugares con frío y me recuerdo llena de ropa y camperas como una especie de niña albóndiga. A veces recorríamos playas y adoraba viajar en barcos,  tengo muy grabado uno que tenía ventanas abajo del agua y podías ver los peces y la luz abajo del mar".

A la hora de comer, los ñoquis y los fideos con tuco se llevaban todos los aplausos y de postre: alfajores. "Todavía hoy me encantan", confesó entre risas.

Ya desde pequeña Vanesa comenzó a estudiar teatro en Banfield hasta que su profesor le recomendó que fuera a otro lugar, ya que el espacio "le estaba quedando chico" y empezó en la escuela de Litio Cruz. "A los 16 empecé a hacer castings y quedé en la tira Media falta. Fue fuerte porque empecé una tira juvenil, había mucho público, no había redes, los chicos iban a la puerta, éramos medio amigos con los fans. Nunca lo tomé como 'soy famosa', aunque sabía que me reconocían", recordó hace un tiempo en diálogo con Teleshow.

Para resumir sus días de niña, la protagonista de Las de Barranco eligió dos palabras tan fuertes como particulares: "Un misterio feliz".

SEGUÍ LEYENDO