Nombre completo: Naiara Awada

Edad en la foto: 3 o 4 años

Fecha de nacimiento: 11 de febrero de 1994

"Fue una infancia feliz, bailaba y jugaba mucho", recordó Nai Awada en diálogo con Teleshow y al igual que otros famosos, compartió recuerdos y fotos de cuando era pequeña.

Hija de artistas, su papá el actor Alejandro Awada y su mamá, la bailarina Melanie Alfie, para ella acompañarlos al trabajo era un juego. El estudio de danza de su mamá y el teatro donde se presentara su papá eran moneda corriente y el espacio ideal para divertirse.

"Mi mamá me ayudó a recordar, sabe más que yo", aclaró la actriz y es que para muchos hay ciertos detalles que se olvidan, pero para las madres no. "En la primera de las fotos tendría unos tres años, estaba en Uruguay de vacaciones con mis papás y mis abuelos", contó.

Aquella imagen inevitablemente la lleva a mencionar a su abuelo paterno, Coco, que falleció hace tres años: "Jugaba todo el tiempo, fue una pérdida muy dura, era mi vida, mi diversión, me quedaba a dormir en su casa, jugábamos, lo llamaba todos los días al trabajo, hoy me acuerdo el número de teléfono. En el verano me iba a Punta del Este con él y con mi abuela Pau. De adolescente, él me llevó por primera vez al casino, jugábamos en la playa".

La segunda imagen, tomada en lo de su mamá, en Palermo, tenía unos meses más. "Yo vivía con ella, en casa ella tenía un estudio de danza y yo además iba a ballet".

Nai recuerda dos colegios, el Jardín de los Cerezos (a la vuelta de su casa) y el Gascón, en la primaria. A la hora de salir, su paseo favorito era ir por Recoleta con su papá. Con mamá, en cambio, llegaba un poco más lejos y juntas viajaban por todos lados: "Fuimos a Guatemala, a Cuba, ahí paramos en un hotel donde hacían shows de baile y yo me metía a bailar".

Con sus papás separados desde que ella era muy chica, sus días se dividían entre acompañar a su papá al teatro o a los estudios te televisión y a su mamá a las clases de danza: "Yo siempre fui muy pegote de ella, me angustiaba si se iba de viaje sin mi".

¿Cómo era tener un padre famoso? "Era normal, pero siempre me gustó actuar, me gustaba acompañarlo a sus giras. Iba a Mar del Plata o a Necochea, me probaba las pelucas de las actrices, me sabía las letras de las obras y pensaba que a una actriz le iba a pasar algo e iba a  tener que subir yo a reemplazarla", recordó y por eso hoy es un sueño hecho realidad poder vivir del arte: "Es algo que todo el tiempo me remite a mis padres".

Además, contó una divertida anécdota: "En una obra que mi papá hacía con Luis Brandoni, Justo en lo mejor de mi vida detrás del escenario había un metegol y nos colgamos a jugar y entró tarde a escena, corriendo, casi se pierde la escena por jugar conmigo, de golpe escuchó  y dijo 'tengo que subir'".

También mencionó a Carmen, la chica que la cuidaba cuando niña: "Ella me maquillaba, nos disfrazábamos y llamamos a la radio" dijo y al resumir aquellos días repitió varias veces la misma frase: "Fue una infancia feliz".

SEGUÍ LEYENDO