Adabel Guerrero y Martín Lamela celebraron el primer cumpleaños de Lola
Adabel Guerrero y Martín Lamela celebraron el primer cumpleaños de Lola

"¿Alguien puede hacerle llegar esta carta a mi viejo?". El pedido que Adabel Guerrero hizo en junio de 2018 era claro: la modelo buscó, a través de las redes sociales, que su padre leyera el texto que escribió y compartió a través de su cuenta de Instagram.

Allí, reflexiona sobre la maternidad y el hecho de haber crecido sin su padre al lado. Ocurre que cuando la bailarina tenía tres años, viajó junto a su familia a los Estados Unidos, pero sus padres se separaron, su madre regresó con ella y sus hermanos a la Argentina mientras que su papá se quedó allí.

Desde entonces, no volvió a verlo. Pasaron 37 años -hoy Adabel tiene 40- y tras la publicación de la carta, su padre le envió un mail con su número de teléfono para que se comunique con él. "Lo llamé y le dije '¿querés conocer a Lola?'. 'Es lo que más quiero en el mundo', me respondió. 'Venite', invitó la bailarina.

El encuentro fue para el primer cumpleaños de Lola, la hija que Guerrero tuvo con su pareja, Martín Lamela. Emocionada por lo que vivió, compartió fotos y otro conmovedor texto en las redes sociales y estuvo invitada en Confrontrados, en donde contó detalles del reencuentro: "Fue hermoso. Yo durante muchos años me sentí con muchos reclamos porque me abandonó. Y si bien hay cuestiones que son ciertas, esta vez las cosas se hablaron en otro tono. Yo quería saber por qué mis viejos se habían separado, porque siempre escuché la campana de mi mamá (que falleció)", explicó.

Hoy, el padre de Adabel Guerrero vive en Estados Unidos pero viajó para reencontrarse con su hija
Hoy, el padre de Adabel Guerrero vive en Estados Unidos pero viajó para reencontrarse con su hija

"A mí me dio mucha pena que mi papá no nos pueda disfrutar a nosotros, sus hijos, porque él vivió siempre en Estados Unidos. Y cuando me convertí en mamá escribí eso en Instagram (una carta). Yo le pedía disculpas por si lo maltraté o destraté, escuchando la campana de mi mamá, y él me mandó un mail con su teléfono para que lo llamara. Pero no lo hice en el momento porque me dio bronca, pensé '¿por qué no lo hizo antes, cuando yo quedé embarazada o cuando nació Lola?'. Pero ahora tenía la necesidad de contar con mi papá, de contar con un abuelo para mi hija", agregó sobre la decisión que tomó al comunicarse con su padre e invitarlo al cumpleaños de su beba.

Cuando Eduardo Humberto Guerrero tocó la puerta de su casa, Adabel evitó pelear y, según su relato, hizo "como si nada hubiera pasado". "Hola, viejo. Esta es tu nieta. Agarrala. Querela", le dijo la bailarina a su padre mientras sostenía a Lola en brazos.

Las tres generaciones Guerrero: Eduardo, Adabel y Lola
Las tres generaciones Guerrero: Eduardo, Adabel y Lola

La carta que Adabel Guerrero le escribió a su padre en junio de 2018

Hoy tengo a mi hija en brazos y pensaba: ¡pobre mi viejo! (…) Me dio lástima al pensar en lo que te perdiste. No creo que no hayas querido vivirlo porque te considero un buen tipo. Me dio pena por vos y por mi vieja.

Aprovecho esta carta para pedirte perdón. Perdón porque sé que yo tampoco tuve las mejores actitudes hacia con vos, y me di cuenta de eso ya de grande. De chica sólo hacía las cosas que defendían la postura que había tomado mi mamá, porque ella era mi sol y la defendía a muerte, equivocada o no. Con sus defectos y sus virtudes era el ser que más amaba.

Ojalá hayas vivido cosas tan hermosas como es mirar a tu bebé a los ojos y entender el universo. Lamento que mi niña Adabel no haya podido tener a su papá, le hizo mucha falta. Hoy por hoy mi niña ya es mamá de una hermosa niña, Lola.

SEGUÍ LEYENDO