La China Suárez compartió una tierna y divertida foto con Rufina, su hija de cinco años fruto de su relación con Nicolás Cabré. En medio de la alegría, no pudo evitar recordar a su papá, fallecido en el 2012.

En la imagen, que la actriz compartió en Instagram, se la ve en una pileta con su nena parada sobre sus hombros, haciendo piruetas, ambas con una sonrisa de oreja a oreja.

"Una vez le escribí una carta a mi papá en el Día del Padre que decía, 'gracias por hacerme piruetas y por pelarme la fruta cuando quiero comerlas'. Y aquí estoy, intentando darle al menos un poco de eso a mis hijas. ¡Feliz domingo para todos!", escribió la novia de Benjamín Vicuña.

"Genial foto", "Preciosas", "Qué lindas", "Es igual a vos tu bebita, una bombona en potencia", "Son iguales", "Son re lindas" y "No puedo creer lo grande que está Rufi, qué rápido pasa el tiempo", fueron algunos de los comentarios que recibió el posteo en la red social.

Anteriormente Eugenia había compartido otra foto de ella en la pileta, pero con la pequeña Magnolia, su beba de poco menos de un año, hija de Benjamín Vicuña.

Eugenia ya comenzó con las grabaciones de Argentina, tierra de amor y venganza, la nueva producción de Pol-Ka que protagonizará con Benjamín Vicuña, Gonzalo Heredia, Albert Baró y Delfina Chaves.

Para sorpresa de sus seguidores, la ex Casi Ángeles no será pareja del actor chileno en la ficción. La heroína del ex de Pampita será Delfina Chaves, hermana de Paula.

Se tratará de una novela de época, ambientada en la década del 30. Eugenia interpretará a una polaca que viene a Buenos Aires en busca de un mejor futuro. Para su personaje, la actriz aclaró su pelo, se tiñó las cejas de rubio  y comenzó a estudiar polaco.

SEGUÍ LEYENDO