Las idas y vueltas entre Wanda Nara y Mauro Icardi; sus consabidas peleas mediáticas y judiciales por la cuota alimentaria de sus hijos; los audios que ella ha viralizado en los que se escucha al futbolista maltratándola; las demoras en pasar a buscar a los chicos; el rol de Mauro Icardi -ex amigo de López que conquistó a Wanda- ; las infidelidades que Maxi le propinó a ella estando juntos: todo ha sido puesto en consideración de la gente al mediatizarse como en un reality cada paso de la más expuesta de todas; suma un capítulo más.

En las historias de Instagram de Wanda aparece en una imagen, cual fantasma que pasa y deja su huella, Maxi López: esto indica que han vuelto a verse las caras a instancias del cumpleaños de uno de sus hijos, con la presencia de Icardi -lógicamente- incluida.

La rubia compartió en la red social todas las fotos respectivas del cumpleaños número 8 de su hijo Constantino López, el del medio de los que tuvo con Maxi López. Aprovechó para postear los canjes respectivos de todo lo que fue parte del merchandising del cumpleaños; la torta, los regalos, las comida, etc. Pero en el medio de todo eso, sorprendió la aparición de Maxi López entre la gente, pasando de largo, pero presente junto a ella y a Icardi, en el cumple de su hijo. Lo cual habla de una apertura, una cercanía, una reconciliación familiar, o al menos una manera de cuidar las formas y convivir en pos de la felicidad de su hijo. Esto no debería sorprender tanto, salvo porque se trata de personajes públicos que han llevado su odio a la primera plana de los medios de todo el mundo, en reiteradas ocasiones, y nunca pareció que pensaran en el sufrimiento de sus hijos.

Pero parece que todo se ha calmado y Maxi López fue parte del cumple de su hijo Constantino, lo cual se festeja. Atrás quedaron –parece, aunque una cosa no quita la otra– las rencillas económicas y el tironeo constante para ver quién tiene a los chicos, las vacaciones y el tiempo con su papá que ella tanto ha demandado. También esto implica que han vuelto a verse las caras personalmente los ex amigos Icardi y Maxi López. En su momento ni siquiera se han estrechado las manos en la previa a un partido de fútbol.

Cuando la pareja de Maxi y Wanda terminó, ella empezó a salir con Mauro Icardi y le reprochó a su ex todas las infidelidades que él le hizo pasar, en un mail en el que le citó todas y cada una de ellas: una ex empleada que además hizo juicio; una cantidad de chicas en el departamento del por entonces representante del jugador lindero al de ellos; un barco con varias chicas, entre otras; y una fundamental que Wanda siempre recordará.

Cierto día en Barcelona en un viaje juntos y en familia, Maxi López se fue a una cena de negocios. Wanda, ya alertada de la personalidad infiel de su marido por entonces, llamó a todos los restaurantes de lujo de la ciudad para saber en cuál estaba cenando él –ya que nunca le quiso decir donde era–. Una vez que lo supo fue hasta allí y esperó en la puerta a que López saliera, cosa que finalmente hizo al lado de una despampanante mujer que lo acompañaba. Cuando Wanda lo increpó junto a ella, el jugador miró a su acompañante y le dijo "no conozco a esta mujer", dio media vuelta y se fue.

Después vino la separación, el divorcio, las peleas por dinero y los mensajes violentos. Sin embargo, en medio de ese tratamiento hostil, se reencontraron para el cumpleaños de su hijo, como dejó ver el video que Wanda subió a las redes, ¿casual? o no.

SEGUÍ LEYENDO