Mauricio D'Alessandro salió a pasear como hace siempre por los alrededores de su casa en Barrio Parque. El abogado subió a su bicicleta y aprovechó para sacar a su hermoso perro de raza Weimaraner, que pesa 42 kilos, a dar una vuelta.

Al pasar enfrente de la Embajada de Polonia, la mascota quiso hacer "popó" y se detuvo en seco, lo que provocó que Mauricio perdiera el control del manubrio y se cayera del rodado, ocasionándole un fuerte golpe en la cara.

La bicicleta se rompió y Mauricio volvió a su casa caminando. Al llegar su esposa, la también abogada Mariana Gallego, lo vio que sangraba tanto que lo obligó a ir a la clínica Mater Dei. El resultado fueron quince puntos entre la nariz y el labio, pero gracias a Dios no tenía ni un diente ni un hueso roto.

Mauricio D’Alessandro y su mascota
Mauricio D’Alessandro y su mascota

Teleshow se comunicó con Mariana, quien relató el accidente: "Mauri tuvo un accidente hoy paseando a Dompe en la bici, se cruzó y se cayó mal. En resumen: 15 puntos".

"Se golpeó en la parte entre el labio y la nariz. Por suerte todo bien. Mauri está de 10. Sin un hueso roto ni un diente roto", agregó Gallego.

Mariana, además, contó cómo fue el momento en que vio a su marido, tras el accidente: "Llegó a casa solito, pobre… caminando, y al llegar sangraba mucho pero no se entendía de dónde, se lavó y vimos que era para coser así que fuimos al Mater Dei, que está a la vuelta de casa, y ahí un cirujano lo cosió y le dio quince puntos".

Para terminar, la abogada adelantó la posibilidad de una cirugía plástica si es necesario y cuál sería la solución de D'Alessandro para evitar la operación: "Le esperan algunos controles para ver si necesitará alguna estética, pero como es Mauri… ya está diciendo que ni en p… y en el peor de los casos usará bigote".

SEGUÍ LEYENDO