Son tres de los más grandes artistas de nuestro país en este momento. Por eso, si bien sólo Axel estaba nominado en esta edición de los Grammy Latinos, tanto él como Lali Espósito y Soledad Pastorutti merecían pasar por la alfombra roja del evento realizado en Las Vegas.

"Yo vine relajada este año, en realidad yo vine para la conducción. No tengo disco, no tengo nominaciones, entonces uno viene más de turismo, de encontrarse con amigos", expresó La Sole en diálogo con Teleshow.

"Lo que sí se puede grabar, así que nos fuimos a un estudio a grabar una canción que puede ser parte del próximo disco", agregó la oriunda de Arequito, quien se mostró "feliz de que la Academia tenga en cuenta a tantos artistas argentinos, que lo necesitamos"

"Siempre nos sentimos tan lejos de estos premios, y para mí es un honor saber que tantos colegas están nominados, así que feliz por eso", subrayó.

Con respecto al glamour que rodea a este tipo de distinciones, la cantante -quien lució un diseño de Verónica Far– se sinceró al decir que "nunca me sentí muy cómoda con esta parte, pero tengo la suerte de trabajar con un gran amigo mío que se volvió a la Argentina que me asesora y con el que me divierto mucho"

"Entonces es como que jugamos a, porque yo vivo en el pueblo y hoy estoy acá en Las Vegas, soy como medio anfibia, voy de un lado a otro en ese sentido", agregó al respecto La Sole, quien se mostró honrada de haber sido elegida para presentar a la personalidad del año junto a Jaime Camil y que anticipó que "el año que viene se viene un discazo producido por Carlos Vives y un montón de gente más".

"Creo que es un poco la previa de lo que voy a vivir el año que viene, y además hacemos la presentación por toda Argentina y vamos a volver a Estados Unidos también a hacer gira, así que acompáñennos que los vamos a necesitar y ojalá les siga gustando nuestra música", concluyó a modo de despedida.

Por su parte, Axel expresó que "venir a los Grammys implica estar unos días antes, encontrarse con colegas de habla hispana". "Está bueno compartir la música, charlas, tenés cenas, almuerzos", agregó al respecto.

"Venir nominado con un disco es una gran alegría, es un premio estar acá sin ninguna duda, se nominaron 25 mil y quedar ternados entre los cinco para la categoría pop, que la categoría pop a veces es la más cargada y más consumida del mundo, ya es todo un premio",  reflexionó sobre su nominación a Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo por su disco Ser.

En tanto, carismática y sensual como siempre, Lali, quien ofició de presentadora en la primera categoría de los premios,  destacó que "la música latina la está rompiendo en el mundo". "Estoy ansiosa y es un honor estar acá. Uno habla y pasa buenos momentos con artistas que conoces acá y admirás mucho", concluyó emocionada.

SEGUÍ LEYENDO