Es periodista y, actualmente, trabaja junto a Marcelo Polino en Polino Auténtico, por Radio Mitre, y con Pamela David en Pamela a la Tarde, por América TV. Sin embargo, Amalia Granata también ha incursionado en las arenas políticas de la mano de UNA Santa Fe Renovada, partido por el que se postuló como candidata a diputada nacional en las elecciones del 2017. Y, por eso, en cada entrevista se le pregunta sobre cuestiones que atañen a la realidad del país.

Amalia Granata
Amalia Granata

Así, consultada por la web de Radio Mitre sobre los dichos de Dady Brieva, quien había asegurado que quiere que "la pasemos mal" para que la gente no vuelva a votar a Mauricio Macri; o los de Darío Grandinetti, quien manifestó su deseo de que "el gobierno se vaya", Granata no dudó en salir a criticar a los artistas que defienden a la gestión kurchnerista.

"Los dichos de los actores tienen más que ver con un fanatismo que con otra cosa. Tenemos que ser responsables a la hora de hacer declaraciones, sobre todo, cuando tiene que ver con un gobierno elegido en democracia. A mí no me gustaba el anterior gobierno y, sin embargo, no quería que se cayera y se fuera: esperé que se cumpliera su mandato y voté por otro gobierno", comenzó con su explicación.

Y siguió: "Decir que la gente la pase mal cuando ellos la pasan bien, porque realmente tienen una situación muy cómoda, y desear que la gente la pase mal para que este gobierno se caiga… Son declaraciones lamentables que no las entiendo, pero bueno, hay que tomarlas como de quien viene", aseguró Amalia.

En ese sentido, Granata se refirió al Kirchnerismo como "el gobierno más corrupto de la historia" de la Argentina. "Han saqueado al país sin descaro y hoy el pueblo está sufriendo esa corrupción", aseguró.

Y, luego, se metió de lleno con el procesamiento de Andrea del Boca por la novela Mamá Corazón, que se hizo con fondos del Ministerio de Planificación, con una contratación directa a través de la Universidad de San Martín: "Acá no se cuestiona su calidad de actriz ni su novela. Lo que se cuestiona es que ella usó fondos públicos, que provenían de una universidad, para hacer una novela. Y que esos fondos eran excesivos para una producción".

"Sabiendo que hay gente que no tiene cloacas, que no tiene asfalto, que no tiene agua, que la pasa realmente mal… Que se destinen fondos públicos y nada más y nada menos que 36 millones para algo que nunca salió al aire es un poco indignante. Ella está procesada y la Justicia determinará su condena o no", aseguró.

SEGUÍ LEYENDO