Jimena Barón suele compartir con sus más de cuatro millones de seguidores de Instagram imágenes y videos sobre su trabajo y su vida privada. En esta oportunidad, la actriz publicó una serie de videos sobre una interesante charla que tuvo con su hijo, Morrison.

En la intimidad de su casa, el niño de cuatro años aprovechó para sacarse algunas dudas sobre el amor y le preguntó si dos nenas podían besarse. La actriz le respondió con mucha sinceridad y le explicó que hay diferentes formas de amar.

Morrison: —¿Una nena se puede dar un beso en la boca con una nena?

Jimena: —Sí, se pueden dar un beso en la boca dos nenas. 

Morrison: —Pero si no son novios. Dos nenas no pueden ser novias.

Jimena: —Dos nenas pueden ser novias y dos nenes pueden ser novios.

Morrison: —Yo soy el novio de Mora.

Jimena: —Está muy bien, pero si Mora quisiera de más grande tener una novia nena también puede.

Luego, el hijo de Daniel Osvaldo le contó detalles de un momento romántico que tuvo con su novia del jardín. La cantante le remarcó la importancia de ser feliz con cualquier persona, más allá de si es hombre o mujer.

Morrison: —Hoy estuve todo el tiempo con Mora en la terraza.

Jimena: —¿Haciendo qué? Disculpame.

Morrison: —Hoy le di un beso a Mora, jajaja.

Jimena: —Y la pasaste bien, ¿estuvo bueno, fue romántico?

Morrison: —Jajajaja. En realidad, nos dimos un beso abajo de la mesa.

Jimena: —¿Y la maestra qué estaba haciendo, hijo? ¿Estaba paveando?

Morrison: —No, en el baño.

Jimena: —Aprovecharon que se fue al "ñoba" y se pusieron a chapar.

Morrison: —Jajajaja.

Jimena: —Te amo. ¿A mí me vas a seguir dando besos igual aunque tengas novia?

Morrison: —Sí. (Se dan un beso).

Jimena: —Yo quiero que seas feliz, con quien sea, pero que seas feliz.

Por último, Jimena y Morrison tuvieron una diferencia de opiniones sobre cómo una persona se enamora de otra, si se puede elegir a una pareja o es simplemente una cuestión del corazón. Además, ella admitió que tuvo varias malas experiencias a la hora de elegir a un hombre.

Jimena: —No te enamorás del hombre o de la mujer. Te enamorás de la personalidad. Te enamorás de determinada persona en particular.

Morrison: —Te enamorás de cualquier mujer, te enamoras de quien querés.

Jimena: —Te enamorás de quien te enamorás. No sé si te enamorás de quien querés. El amor no se elige.

Morrison: —Sí se elige, se elige a quién querés.

Jimena: —No lo elegís, te pasa y punto.

Morrison: —Sí, porque le tenés que decir: ¿Podemos ser novios? Porque mirá si el otro no quiere.

Jimena: —Perfecto, ahí ya hay un compromiso. A veces uno se enamora de alguien y la otra persona no se enamora de vos. No podés ser la novia, ¿entendés? Y vos la pasás mal y sufrís, pero no lo decidiste. Te pasó, ¿qué vas a hacer? Es un bolonqui el amor. Te lo digo yo.

Morrison: —¿Qué significa bolonqui?

Jimena: —Un lío, es complicado el amor.

SEGUÍ LEYENDO