La imagen tiene alguna semejanza con aquel famoso grito de Héctor Alterio en la película Caballos salvajes, mirando al horizonte en Puerto Madryn y exclamando, a viva voz: "¡La puta que vale la pena estar vivo!".

22 años después, la protagonista de la escena es una Celina Rucci que también tiene la mirada perdida en el horizonte. Y las semejanzas empiezan a perder entonces frente a las diferencias. En vez de una película, el soporte de la imagen es propio de estos días: las redes sociales. El escenario: una playa paradisíaca y calurosa, en lugar del sur argentino. Y finalmente aquel grito de Alterio cambia por la palabra escrita y un emoji: "Maduré, pero puta, qué lindo es 😉".

Esa es apenas la introducción de un sentido texto –casi confesional– que Rucci posteó en Instagram junto a una imagen suya (la que aparece arriba de estas líneas) donde aparece "sin filtros ni Photoshop, al natural", como ya han hecho otras famosas. Y algo más: "¡(Estoy) de frente a los mejores años de mi vida!".

Celina hizo entonces una especie de racconto de su vida, de memoria y balance. "Te podés equivocar –advirtió–, y mirá que yo sé, que me equivoqué feo. Pero siempre tuve la posibilidad de poder elegir, y para mí, eso es como un súper poder que tenemos los humanos".

Pero el amor, salva. "Aunque me he equivocado –dice la ex campeona del Bailando– también tome decisiones increíbles, como ser mamá de un ser hermoso que hoy es un hombre con sentimientos bellos". También destacó a sus amigos "de hace tantos años" que ya son "casi hermanos".

Además habló de su pareja desde hace un año y medio, de quien solo se conoce nombre y apellido: Fabián Fuentes. "Caminamos juntos está aventura que es vivir y vamos resolviendo nuestras vivencias juntos", cuenta Celina, quien se encuentra en este descanso soñado junto a él.

La actriz y ex figura de Playboy, quien actualmente se encuentra alejada de los medios, concluye su mensaje con una idea similar a la del comienzo: "¡Qué lindas decisiones tomé! ¡Gracias universo! ¡Gracias mar! ¡Gracias vida!".

Sin embargo, no es la primera vez que Celina Rucci sube a las redes sociales fotos suyas sin la ayuda de retoque digital alguno.

SEGUÍ LEYENDO