Alejandro Fernández suele postear en su Instagram fotos de sus viajes en avión
Alejandro Fernández suele postear en su Instagram fotos de sus viajes en avión

Con 25 años de carrera, más de 30 millones de discos vendidos, dos premios Grammy, dos Billboard y una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, Alejandro Fernández (47) se consagró como uno de los artistas latinos más reconocidos en el mundo entero. Sin embargo, de un tiempo a esta parte el Potrillo mexicano está teniendo serios problemas por su adicción al alcohol.

En diciembre apareció borracho en un concierto de la Feria de Querétaro, y en mayo de 2017 ocurrió lo mismo en un recital que ofreció en Puebla, ambos en su país natal. Pero lo sucedido ahora reviste otra gravedad: en lugar de subir ebrio a un escenario, Fernández subió ebrio a un avión. Y la situación se le fue de las manos.

Aunque se desconoce la fecha exacta en la que tuvo lugar el incidente varios testigos que abordaron la aeronave con el cantante dieron cuenta de que se encontraba en muy mal estado debido al exceso de alcohol, según publicó la revista TV Notas de México. Y que no sólo se resistió a abrocharse el cinturón de seguridad y apagar su teléfono celular, como le indicó la tripulación, sino que además empezó a mostrar videos del accidente que sufrió un avión en Durango, México, el pasado 31 de julio.

"¡Ojalá no nos pase lo mismo!", habría empezado a gritar Fernández mientras mostraba en su móvil las imágenes del accidente, en el que una fuerte ráfaga de viento hizo que el avión de Aeroméxico -la misma aerolínea en la que estaba por viajar el cantante con una ruta que no se dio a conocer- se desplomara, sin causar víctimas fatales gracias a la pericia del piloto.

Ante esta situación, y notando el pánico que el Potrillo estaba causando entre los pasajeros, la tripulación decidió hacer descender al cantante y a la joven que lo acompañaba en ese momento. Los hechos quedaron registrados por algunos de los testigos que, ante el caos generado por Fernández, tomaron fotos y grabaron videos con sus celulares.

El intérprete de Me dediqué a perderte se encuentra en medio de una gira mundial, Rompiendo Fronteras, que a fines de agosto lo llevará a los Estados Unidos. Y ante la difusión de este escándalo pidió disculpas públicas a través de su cuenta de Twitter, que es seguida por más de 6,8 millones de usuarios.

"Tras un recorrido trasatlántico estaba extremadamente cansado -explicó Alejandro-. Nada justifica mis acciones. Me duele que esto haya pasado, aunque estoy seguro que me llevará por el camino de ser una mejor persona".

SEGUÍ LEYENDO