Mimi vino hace 13 años a la Argentina. (@marielitamimi)
Mimi vino hace 13 años a la Argentina. (@marielitamimi)

Conocida por su lengua afilada y decir lo que piensa sin ningún tipo de inconvenientes, Mimi Alvarado contó que pasó por momentos duros en su vida, previo a saltar a la fama con el Bailando por un sueño y por su noviazgo con Luciano, el Tirri.

A pesar del carácter fuerte que muestra en pantalla y las peleas que tiene con las mujeres con tal de defender a su pareja, la dominicana contó que de niña era hipocondríaca y eso le trajo una serie de problemas tanto en su infancia como en la adolescencia.

"Me creaba las enfermedades. Quizás miraba una telenovela, una actriz se quedaba ciega y yo empezaba a ver nublado. Es más, hasta llegué a desarrollar a los 9 años un embarazo psicológico", expresó Mimi en una entrevista para Pronto.

En una charla relajada sobre su pasado, su familia y el trabajo, también contó que no hablaba en ningún lugar salvo en su casa: "Me daba vergüenza y lo más trágico que me pasó fue que un día tenía ganas de ir al baño pero no me salía pedirle a la profesora y me terminé haciendo pis encima en el aula", relató.

Sigo… #laincondicional mi favorita… 💭☔️☔️☔️☔️

Una publicación compartida de MiMi Alvarado 👱🏾‍♀️♍️✨ (@marielitamimi) el

A lo mejor en el colegio daban charlas de educación sexual, hablaban del VIH y yo sentía que lo tenía en la sangre cuando todavía era virgen y no había tenido mi primera vez

Luego de estos episodios, la familia decidió llevarla a un psicólogo y cambiarla de colegio, una decisión que terminó favoreciendo a la dominicana ya que a partir de ahí, habló como nunca en su vida "hasta me convertí un poco en la líder del curso", bromeó.

A pesar de no haber dado detalles sobre las causas que la llevaron a estos problemas, tocó fondo cuando pensó en suicidarse "Tenía pensamientos oscuros de tanta angustia y pensaba 'lo único que me va a liberar es desaparecer', no lo intenté pero pasó por mi cabeza", expresó la Mimi

Con el pasar de los años, aseguró que se empezó a autoconocer y que gracias a eso hoy está mucho mejor. Además, su relación con "su pollo" -la manera cariñosa en que ella llama al Tirri-, la ayudó a estabilizarse y quedarse en la Argentina para continuar con su carrera.

SEGUÍ LEYENDO