Bryant Myers es lo que cualquier adolescente alguna vez soñó, o sueña. Con sólo 18 años revolucionó el mundo de la música al ser uno de los incursores del trap, un género urbano al que muchos reggaetoneros se suman día a día.

Nació en Puerto Rico en un barrio humilde llamado Loma Alta. Se crió en las esquinas, en los callejones, en la calle. Y fue allí donde comenzó a escribir sus letras. "A veces no teníamos para desayunar o para almorzar. Mi mamá no me podía comprar unas zapatillas. Eso me generó las ganas de hacer mucho dinero para tener bien a mi familia, y que nada le falte a mi mamá ni a mi hermano", cuenta Bryant.

Myers escribía sus canciones mientras estudiaba. El contenido de las letras era demasiado explícito: hablaba de drogas, armas, sexo y mujeres. Por esa razón su familia manifestaba apoyar su música, pero no su estilo.

La canción Esclava sería el boleto a la fama y la popularidad para Bryant, que hoy le puede dar una solvencia económica a su familia. Y además, ahora lo esperan proyectos junto a Maluma y una amplia gira distintas ciudades de Latinoamérica y Europa. Así, con tan poca edad y pocos recursos, Myers logró imponer un género musical y demostrar que, si verdaderamente lo puedes soñar, con mucho trabajo y sacrificio lo puedes hacer realidad.

Si para ti yo soy igual que todos los demás, entonces pues no me quiera na. HA BLA ME _______

A post shared by Bryant Myers 19📆 (@bryanttmyers) on

—¿Cómo estás viviendo este gran momento profesional?

—Estamos trabajando para grandes ligas. Me siento muy feliz con todas las cosas que Dios está haciendo conmigo, con mi vida, a esta edad. En verdad estoy muy contento. Demasiado feliz.

—¿Lo soñaste y ahora lo estás viviendo?

—Sí. Es algo que veía súper lejos y estar donde están las grandes estrellas, como cuando las veía por televisión, es increíble. Nunca imaginé que podía llegar a estar acá. Eso me llena mucho. Me pone muy feliz y me dan más ganas de trabajar y de seguir escalando.

—¿Te genera presión?

—Un poco. Pero es lo que me gusta, es lo que siempre quise. Ya estoy seguro de eso. Me encanta lo que hago. Me levanto todos los días con ganas de seguir trabajando, de ver lo que hay que hacer, de seguir echándole para adelante y seguir subiendo.

—¿Y algo que te genere miedo de esta carrera? 

—Yo, de verdad, no le tengo miedo a nada. Pongo todo en manos de Dios y voy para adelante siempre. Enfrento lo que sea y me siento bien seguro con el talento que Dios me dio, o las cosas que están pasando. Yo sé que es por algo, y todo poco a poco.

—¿Cómo ve tu mamá todo este crecimiento? 

—Ahora ve las cosas que están pasando, ve los escenarios en que me estoy presentando y se siente muy feliz, se siente muy orgullosa y eso era algo que yo siempre quería: que mi mamá se sienta orgullosa del hijo que tiene. Al no tener a mi papá en mi casa, me dio esas ganas de echar para adelante, de salir adelante, de ser alguien, de proteger a mi familia, porque soy el hijo mayor.

—¿Cuántos hermanos tenés?

—Uno: se llama Ian.

—¿También es artista?

—Le está gustando. Vamos a ver qué pasa.

—¿Te considerás un pionero del trap?

—Exacto. Es un movimiento del que soy parte, y que yo empecé.

—¿Van hacer un tema con Maluma?

—Sí. Vamos a hacer otro tema aparte de "4 babys", que fue un éxito mundial. Venimos con otro tema más ahora. Maluma viene con un proyecto que está película, viene por ahí, va a sacar un proyecto que yo salgo y varios colegas del trap.