El extravagante, lujoso, ¡y divertido! regalo que recibió Martita Fort

Aunque su cumpleaños ya pasó, a la hija de Ricardo le siguen llegando obsequios. Esta vez, mostró uno muy particular que se relaciona con su historia familiar

Marta Fort
Marta Fort

Martita y Felipe Fort cumplieron 18 años hace casi dos semanas y lo celebraron en Los Ángeles. Al llegar a Buenos Aires, su hermano se quedará unos días más en Estados Unidos, la joven continuó recibiendo obsequios. Esta vez, usó sus redes para mostrar uno muy especial que además de ser costoso y extravagante, se relaciona mucho con su historia familiar.

“Feliz cumpleaños! Espero que esta joya esté a la altura del bombón más rico de la Argentina. Con cariño para Marta”, rezaba la tarjeta de la caja que la hija de Ricardo abrió en un video que compartió en sus redes sociales. Luego, dejó ver de qué se trataba lo que había dentro: una cadena plateada con un gran dije también plateado con rojo y con brillantes, de unos tres centímetros, con la forma de un Marroc.

A Marta Fort le regalaron un Marroc gigante
A Marta Fort le regalaron un Marroc gigante
El curioso regalo que recibió Marta Fort
El curioso regalo que recibió Marta Fort

“Muchas gracias por la notita. Literalmente, un Marroc gigante, WTF. Qué carajo se fueron a la mierda”, escribió la joven que en su siguiente historia lució el colgante de una de las golosinas más emblemáticas de la fábrica de chocolates en su cuello.

Justamente el bocadito de maní es una de las piezas que cuando empiece a trabajar en el negocio familiar Felipe, que deberá aprender desde cero el oficio y pasar por todos los sectores, quiere modificar. “Lo voy a hacer cuatro veces más rico y cuatro veces más grande”, dijo alguna vez en sus redes sociales.

Ya con 18 años, en los próximos meses o semanas los mellizos deberán empezar a definir su futuro. En abril darán las materias que deben del secundario y más tarde, ambos seguirían, aunque de veredas opuestas, el camino de su papá. Mientras Marta irá por el lado del arte, ya estudió canto y tomará clases de actuación, Felipe tiene la idea de desempeñarse en la fábrica, como lo había hecho el comandante en su juventud, quien fuera el encargado en los 2000 de traer a la Argentina las barras de cereales, hoy tan populares.

Para ello, además de pasar por todos los sectores, como también lo hicieron en su momento sus tíos Jorge y Eduardo y su papá, el joven estudiaría alguna carrera en relación, aunque no la tiene definida. Aunque aún no empezó, ya tiene varias ideas para implementar y va anotando en su teléfono todo lo que se le ocurre. Sin embargo, también tiene el deseo, tal vez un tanto contrapuesto, de instalarse en Estados Unidos para trabajar en bienes raíces y justamente por ello en estos días está allí, ya que Gabriel Rydz quien fuera amigo y pareja del Comandante, le está enseñando el oficio.

Nueve días antes de su cumpleaños, Gustavo Martínez quien fuera su tutor desde el 2013 tras la muerte del mediático chocolatero, tomó la drástica decisión de quitarse la vida. “Las únicas personas que siempre estuvieron para nosotros, fueron Marisa, Eduardo, César y amigos. Y más gente que queda por nombrar. Papá lo recibirá con los brazos cerrados. No opinen, no comenten, no saben y nunca supieron. Sí, brazos cerrados. Una persona que no puede terminar de ´cuidarnos´, faltando 10 días para que cumplamos 18 ¿Tienen a Gustavo como una buena persona? ¿Después de lo que hizo? Mientras Martu y yo estábamos en el mismo departamento. Agradezco tener una mentalidad madura para asumir esto en tan poco tiempo. Me parece muy hipócrita la gente que opina sin saber que pasó y sin saber cómo vivimos los últimos siete años. ¿En qué cabeza cabe? 17 años tenemos”, fue el contundente mensaje que escribió Felipe horas después de la fatal noticia.

Su hermana, en cambio, fue mucho más prudente: “Yo no tenía ni idea de lo que estaba pasando. No vi nada, no escuché nada, ni sospeché nada porque yo lo veía a Gus igual que siempre. Sin ningún tipo de indicio que me haga pensar que vaya a poder hacer lo que hizo”.

Mientras, Nicolás, Pablo y Ezequiel, sobrinos de Gustavo, no descartan en recurrir a la Justicia en pos de saber qué pasó con su tío. En diálogo con Teleshow, Charly Ronco, prensa de la familia Martínez dijo que ellos sabían que su tío tenía Alzheimer y depresión, pero no estaban al tanto del estado “avanzado” de ambas condiciones. “No sabían que era tan grave, creíamos que estaba controlado. Los sobrinos siempre tuvieron claro que la familia de Gustavo era principalmente Martita y Felipe”. Además, aseguró que están reuniéndose con abogados para definir quién los representaría y qué acciones tomar.

SEGUIR LEYENDO: