El emotivo homenaje de Polémica en el Bar a Esteban Mellino y su inolvidable Licenciado Lambetain

A trece años de la muerte del actor, el ciclo de América recordó a su personaje más emblemático en la piel del humorista Claudio Rico

El homenaje de Polémica en el bar al Licenciado Lambetain a 13 años de la muerte de su creador, Esteban Mellino (América)
El homenaje de Polémica en el bar al Licenciado Lambetain a 13 años de la muerte de su creador, Esteban Mellino (América)

En los últimos minutos del programa del miércoles, Polémica en el bar propuso uno de sus habituales paseos por la nostalgia y la gratitud hacia los que alguna vez pasaron por la mesa de café más famosa de la televisión argentina. En el ciclo creado por Gerardo Sofovich y actualmente producido por su hijo Gustavo, homenajearon al Profesor Lambetain, el desopilante personaje creado por Esteban Mellino, de quien hoy se cumplen trece años de su muerte.

Mientras el conductor Mariano Iúdica se disponía a cerrar el programa, la sorpresa entró por la puerta con su figura inconfundible: la campera beige abrochada hasta el cuello, el trapo rejilla colgando del hombro, los anteojos de marco grueso, la gorra blanca y, naturalmente, las paletas postizas: “¡Cómo cambió este bar!”, saludó el humorista Claudio Rico con la voz característica del recordado personaje, antes de saludar al conductor y al resto de la mesa, integrada por Chiche Gelblung, Andrea Campbell, Luis Ventura y Diego Ramos, que hizo su estreno en el histórico programa.

“Éste es más divertido que el viejo”; bromeó el nuevo Lambetain señalando a Gustavo, que devolvió el chiste con una sonrisa. Mientras tanto, en pantalla partida, se mostraban imágenes del Licenciado original durante una de sus participaciones en el programa del que fue habitué allá por el año 2001. En ese entonces, Gerardo estaba acompañado por Guido Kaczka, Jorge Rial, Miguel Ángel Rodríguez y Oscar González Oro, con Mario Sapag del otro lado de la barra.

Claudio Rico como el Licenciado Lambetain (Polémica en el bar)

Lambetain se miraba a sí mismo reflejado en la pantalla, y pasaba de la emoción a la broma, acorde al personaje y al elenco de ilustres que lo acompañaba. “Como me gustaba esa mesa, era espectacular”, cerró el conductor con nostalgia, después de mandar un saludo a la familia de Mellino, fallecido en 9 de junio de 2008 a los 63 años, cerrando el homenaje a un actor -y a un personaje- que hizo reír a varias generaciones con sus entrañables torpezas.

Esteban Mellino popularizó su personaje del Licenciado o “Profesor Diógenes Lambetain” en la década del 80 en sus recordadas participaciones en Badía y Compañía, el emblemático programa ómnibus que conducía Juan Alberto Badía los sábados a la tarde. Con esa caracterización, escribió y actuó las obras La Barra de Lambetain y Qué merengue Lambetain, y participó en películas y decenas de ciclos de radio y televisión, como el recordado paso por Polémica en el bar a principios de este siglo.

 Esteban Mellino, el Licenciado Lambetain, falleció hace trece años 162
Esteban Mellino, el Licenciado Lambetain, falleció hace trece años 162

Criado en familia de artistas, también incursionó en la música, componiendo junto su hermano Carlos algunas de las canciones de Alma y Vida, grupo pionero del rock argentino. El éxito del Licenciado también se trasladó a este rubro, y en 1986 editó El disco de oro de Lambetain, con sus mejores cuentos, canciones y consejos. En cine actuó en clásicos como Tacos altos y Las barras bravas y escribió y protagonizó Loco, posee la fórmula de la felicidad y sus últimas apariciones en televisión fueron en las recordadas tiras Los secretos de papá y Sos mi vida.

Con el homenaje a Mellino, Polémica en el bar continúa con su tradición de recordar a aquellos que alguna vez pasaron por el programa que lleva 63 años en la pantalla de la televisión argentina. El más recordado del último tiempo fue el de Mauro Viale, un día después de su fallecimiento a raíz de una complicación derivada del coronavirus. Su foto acompañó la emblemática de Sofovich, su silla permaneció vacía y solo fue ocupada por una margarita, para recordar al periodista que participó de tres temporadas del ciclo.

SEGUIR LEYENDO: