Flor de la V habló de la recordada entrevista que le hizo Mauro Viale hace 24 años

Invitada el ciclo Sobredosis de Tevé la actriz agradeció que en un informe sobre el periodista no pasaran la nota que él le había hecho y reflexionó sobre cómo vivía aquellos años

Mauro Viale y Flor de la V
Mauro Viale y Flor de la V

Flor de la V se refirió a la incómoda entrevista que le hizo Mauro Viale hace 24 años en su programa. La actriz aseguró que era otro momento del país y del periodismo y aprovechó para contar cómo el espectáculo la ayudó a la hora de alcanzar sus logros.

Invitada al programa Sobredosis de Tevé, con la conducción de Elizabeth Vernaci y Juan di Natale, luego de un informe en el que repasaban la carrera televisiva de Mauro Viale, la actriz agradeció que no pasaran el video de la entrevista que el periodista fallecido la semana pasada tras una complicación en su cuadro de COVID-19 le hizo en 1997 en el que indagaba sobre si era hombre o mujer.

Flor de la V y Mauro Viale en 1997
Flor de la V y Mauro Viale en 1997

“En lugar de hacer bien hacen mal. Ese tipo de cosas replican violencia y no está bueno. Agradezco que no lo hayan puesto”, dijo y la conductora bromeó: “No cantes victoria, viene en el informe que viene”. Sin dejarse llevar por los chistes, Flor se mantuvo seria. “La verdad que creo que la gente habló mucho de eso y hay cosas que hoy por hoy... era un estilo de periodismo, eras un momento de Argentina donde estaba naturalizada la violencia hacia nosotras y la gente que quiera aportar su granito de arena hoy debería preguntar dónde está Tehuel de la Torre”, añadió en referencia al joven trans de 21 años que el 11 de marzo salió de su casa en San Vicente.

Flor de la V recordó la entrevista que le hizo Mauro Viale hace 24 años

En ese sentido, contó que hay muchas personas trans desaparecidas y recordó sus temores: “Yo salía de mi casa y no sabía si volvía. Dejé de tener miedo cuando empecé a trabajar en la televisión. Conseguí cosas que jamás creí que iba a lograr como mi casa, mi familia. Por eso, antes de señalarme, piensen en todo lo que tuve que pasar”.

“Durante estos últimos años se me ha agredido mucho porque me acusan de que perdí el humor. Y esa crítica me parece muy superficial. Cuando uno ve todo lo que tuve que transitar desde que comencé en el mundo del espectáculo hace 25 años. El humor nos ayudaba a sobrevivir y traspasar el prejuicio, pero a la vez, ese humor habilitaba a que otros se rían de nosotras. A partir de la maternidad cambié esa forma de ver las cosas. Cuando me convertí en travesti, una palabra que antes tenía una connotación negativa, me convertí en una indocumentada, para muchos no sos ni hombre ni mujer. Y los medios y el cine ayudaron a que esto sea normal”, agregó.

En marzo De la V cumplió 46 años y en sus redes sociales escribió una reflexión con una foto de su adolescencia, el momento de su vida al que denominó “de transición”. “No soy de las que hacen balances pero llegaron a mis manos fotos que no recordaba haber visto nunca. Son de mi adolescencia”, comenzó.

(@flordelave)
(@flordelave)

“Fue un golpe en el centro de mi memoria emotiva. Son de la última etapa, la más difícil, esa donde deja de ser un juego para convertirse en una realidad: la del miedo, la incertidumbre, la de las hormonas. Cómo no las iba a borrar de mi mente, eso se llama autoprotección! Pocos son los recuerdos lindos de ese periodo, crecí llevando el peso de la exclusión y la vergüenza. Todo a mi alrededor me lo recordaba”, siguió.

Es increíble descubrir el alto precio que pagábamos por buscar nuestra identidad y todo lo que estaba dispuesta a perder si tomaba el camino del travestismo. No solo la familia o lxs amigxs, también la propia vida”, recordó la vedette y su reflexión dejó de ser personal para volverse colectiva y propia de la época: “En ese momento, yo sentía que quería ser mujer y no era la única. Casi todas las travestis pensábamos igual. Sin información ni referentes o pares en quien inspirarnos, toda nuestra construcción era la de una mujer cis binaria”, señaló evocando aquellos tiempos.

Luego, cerró: “Con el tiempo descubrí otra manera de encontrarme más acertada con lo que siento: ni mujer, ni heterosexual, ni homosexual, ni tampoco bisexual. Soy una disidente del sistema-género, mi construcción política en esta sociedad es la de travesti de pura cepa. Eso lo que soy y lo que quiero y elijo ser. Lxs malintencionadxs de siempre seguramente se encargarán de buscar en archivo el video de La Pelu en que yo decía: ‘Soy mujer, mamá y argentina’, para hostigarme. ¿Cómo? ¿Vos no eras mujer?, se me dirá. Claro, es más fácil cuestionar mi identidad que reconocer el episodio discriminatorio que estaba viviendo”.

SEGUIR LEYENDO: