Se lleva adelante el VMworld en Las Vegas
Se lleva adelante el VMworld en Las Vegas

(Enviado especial a Las Vegas) Un local de ropa que utiliza tablets en los probadores para evitarle al cliente, disconforme con alguna de las prendas que tomó, tener que salir. En su lugar, elige en el dispositivo los nuevos productos que desea en el catálogo y un asistente se los lleva. O una empresa que alquila autos y la da al cliente un celular con distintas aplicaciones, GPS o reproductores de música, y -garantiza- no almacena rastro alguno de los datos personales… O una minera que utiliza sensores en los tractores para monitorear la seguridad de los obreros.

Son algunos de los casos en los que Latinoamérica se presenta como referencia. Hay muchos otros. En todos coinciden distintos factores: optimizar recursos, mejorar la experiencia de usuario, bajar costos y garantizar la seguridad.

Son solo un puñado de los casos mencionados en la VMworld, que cada año organiza VMware. Se trata de uno de los eventos tecnológicos más grandes de su tipo, que reúne a más de 20 mil personas en Las Vegas, entre directivos, empleados, clientes, oradores y periodistas.

"Los latinoamericanos particularmente son muy creativos. Se les ocurren soluciones que no he visto en Estados Unidos. En general, son los propios equipos de innovación los que empujan las transformaciones. Con la nueva plataforma que ofrecemos, mejoramos el tiempo de reacción ante eventuales fallas para amortiguar pérdidas de clientes y potenciar la experiencia de usuario", le dijo a Infobae Edna Massuda, directora de cómputo de usuario final para Latinoamérica de VMware, la compañía que lidera el mercado de soluciones digitales para el mundo del trabajo, con más de 500.000 clientes.

Pat Gelsinger, CEO de VMware, en su conferencia
Pat Gelsinger, CEO de VMware, en su conferencia

La plataforma a la cual la ejecutiva hace referencia es Workspace ONE. Pat Gelsinger, el CEO global de la compañía, ofició de anfitrión en la conferencia donde se hicieron los anuncios más rimbombantes. Para graficarlo, Gelsinger enumeró: celulares, computadoras, tablets, impresoras, scanners, relojes inteligentes, aplicaciones, sistemas operativos diferentes. Y se detuvo. "El caos se acabó", remarcó.

Según sostienen desde la compañía, el diferencial que ofrece la plataforma es la convergencia. Los distintos dispositivos y aplicaciones confluyen en un solo sistema. "Hay un ecosistema enorme de diferentes tecnologías que complejizaban el trabajo del CIO (chief information officer). Hoy no existe la separación y conviven los dos mundos: el celular y la tradicional computadora de escritorio", explicó Marcelo Pardo, ingeniero responsable del usuario final.

El equipo no está destinado a una industria específica. Se puede adaptar de acuerdo a las distintas necesidades. De la customización se producen las alertas. Las empresas seleccionan qué puntos de su negocio quieren monitorear y cuando se presenta un error o desvío, el sistema se los hace saber.

La nueva generación de trabajadores, los tan mencionados millennials, empujan los cambios que se suceden en el ámbito laboral. "Nuestras conversaciones han cambiado con los clientes. Hoy las áreas de tecnología están compuestas por gente joven que maneja la tecnología quizás mejor que cualquiera de nosotros. Piden rapidez, flexibilidad y poder trabajar desde cualquier lado. Desde la oficina, desde la casa, viajando. Poder tener la misma información sin importar donde esté", expresó Rolando Lucini, gerente de ventas de VMware para la región SOLA, es decir, Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile.

Hay conceptos clave que se repiten en los nuevos ámbitos laborales: nube híbrida, movilidad, redes, virtualización, machine learning, automatización, seguridad. Los espacios físicos convencionales ceden ante el avance de las nuevas tecnologías. La descentralización es tal que hoy la oficina es el hogar, es el transporte público, es un bar.

Los cambios de paradigmas conllevan, a su vez, procesos de transformación interna. Las empresas que no migren hacia la economía digital, aseguran, no se podrán sostener en el tiempo. En ese plano, Latinoamérica sigue el pasado de la innovación. "No está atrasada. No es verdad que en Latinoamérica llega todo más tarde. Hoy, como el mundo está globalizado, lo que sabe un CEO de Estados Unidos lo sabe también un CEO de Panamá. Están al mismo nivel", consideró Fernando Mollón, vicepresidente de la compañía para América Latina.

Puntualmente en Argentina la adopción de las nuevas tecnologías suele ser más lenta. Las empresas locales prefieren esperar. Recién optan por invertir en soluciones cuando ya tienen el certificado de éxito en otros países. Hoy el punto que más les preocupa, advierten, es la seguridad: evitar filtraciones de datos, protegerse de los ciberataques.

Pese a la descentralización, los gerentes buscan mantener el control, tener información pormenorizada de lo que sucede en cada segmento de su negocio. Basta con que desbloqueen su smartphone para contar con todas las herramientas de gestión, lo cual se traduce en menos tiempo y costos, en más eficiencia y productividad.

En la VMworld saben que el cambio es día a día. En la industria IT, lo que ayer fue una novedad, hoy ya está rezagado y mañana quedó obsoleto. De adelantarse se trata.