Para quienes estamos acostumbrados a movernos en el universo digital creado por Google y Facebook resulta difícil pensar cómo se puede "sobrevivir" en un país como China, donde todos los servicios que ofrecen estos dos gigantes tecnológicos están prohibidos.

Sin embargo, lo cierto es que no solo sobreviven sino que viven en un ecosistema diferente donde cuentan con sus propias redes sociales, mapas y servicios de mensajería. Están interconectados, pero de otro modo.

Para los que venimos del resto del mundo y dependemos de Google Maps para movernos; de Facebook, Twitter o Instagram para compartir mensajes, fotos o videos; o de WhatsApp para chatear puede resultar incómodo y chocante no contar con estas opciones.

Dependemos de Google y Facebook para todo. De hecho basta con tener la prohibición en las narices para tomar verdadera dimensión del nivel de dependencia (y adicción) que tenemos con estos gigantes que son los reyes absolutos de la atención de los usuarios y del dinero que eso genera: entre las dos compañías se llevan el 80% del tráfico y la pauta publicitaria digital. Salvo en China, allí ellos no entran. O al menos no lo hacen de manera legal.

La única forma de acceder a estos sitios bloqueados es por medio de una conexión de red virtual o VPN, un software que se descarga al celular o computadora y que permite ocultar el lugar desde donde se conecta el usuario. Así, mientras uno está en la ciudad china de Guangzhou, por ejemplo, para la web figurará como si estuviera conectado desde Miami, en Estados Unidos.

Pero hacerlo tiene su riesgo: es una infracción y puede implicar, cuanto menos, una multa para el usuario y el proveedor del servicio. Es que este tipo de sistemas, según anunció el gobierno chino a fines de julio, también está prohibido. Y de hecho le exigió a Apple que quite las aplicaciones de esta naturaleza de su Apple Store.

Lo cierto es que, más allá del análisis político que se pueda hacer del tema, en China viven dentro de un universo paralelo donde cada fabricante de móviles tiene su propia tienda de aplicaciones, porque tampoco se puede acceder a Google Play.

Así es que para descargarse las apps de Android es necesario ingresar a esos sitios que ofrecen las empresas de celulares. De hecho, los móviles chinos tienen su propio software y explorarlos es toda una experiencia.

En China cuentan con sus propios servicios de mensajería, redes sociales y mapas digitales. De visita por Shenzen y Beijing, tuve oportunidad de verlos y de probar aquellos que, como WeChat, ofrecen una versión en inglés.

Aquí, un listado de las apps más populares:

Amap o Baidu Maps es un mapa digital que ofrece datos de tránsito, tiempo de llegada de un punto a otro y medios de transporte disponibles.
Baidu Search y UC Browser son los buscadores más utilizados en China.

WeChat es la red social por excelencia en China. Es una app desarrollada por Tencent y tiene 900 millones de usuarios. Es una combinación de WhatsApp, Facebook e Instagram. Además se puede usar para pedir delivery y pagar todo tipo de compras desde el celular.

QQMusic es el Spotify de China. Al igual que WeChat, se trata de un desarrollo de la compañía Tencent y cuenta con 800 millones de usuarios.

Weibo se lanzó luego de que en 2009 se prohibiera Twitter. Al igual que esa red social, permitía hacer mensajes con un máximo de 140 caracteres, una limitación que luego eliminó. Se pueden publicar mensajes, compartir fotos y videos. Cuenta con 300 millones de usuarios.

Didi, más conocido como "el Uber chino", tiene un millón y medio de conductores profesionales y opera en 360 ciudades chinas. La compañía, fundada en 2015, está valuada en 26 mil millones de dólares.

Momo es una suerte de Tinder chino que cuenta con 81,1 millones de usuarios activos por mes.

Baihe también es una app para conocer gente pero con el fin de entablar una relación estable. De hecho, para ingresar a la plataforma hay que dejar todos los datos completos y reales, incluso el documento.

Ctrip es una plataforma pensada para hacer turismo: sirve para buscar vuelos, hospedajes y transporte.

Youku es una plataforma de videos muy similar a YouTube, donde se pueden compartir videos y hacer transmisiones. También ofrece series y películas de alta calidad.

LEA MÁS: