Se entregó el acusado del crimen de la policía Gladys Paz, asesinada a balazos en Salta

Jorge Nicolás García, quien también es integrante de la fuerza, se presentó esta mañana en una comisaría de la capital local tras nueve días prófugo

Jorge Nicolás García tras entregarse a la Policía
Jorge Nicolás García tras entregarse a la Policía

Tras nueve días prófugo, el acusado del femicidio de la cabo Gladys Estefanía Paz (29), ocurrido el pasado 7 de octubre en la ciudad de Rosario de la Frontera, en Salta, se entregó hoy en la capital de esa provincia y quedó detenido a disposición de la Justicia. Era intensamente buscado por autoridades tanto nacionales como provinciales.

Jorge Nicolás García, de 31 años, quien también es integrante de la fuerza de seguridad de esa provincia, se presentó esta mañana por sus propios medios en una comisaría de la capital salteña. Llegó solo a bordo de la motocicleta azul marca Corven de 110 cilindradas que pertenecía su esposa y con la que había sido visto circulando por última vez. Según informaron fuentes judiciales, en su poder tenía su arma reglamentaria, la cual fue secuestrada -al igual que el rodado- para realizarle pericias.

Desde el Ministerio Público Fiscal provincial comunicaron que una vez que se cumplan los trámites de extradición, García será trasladado de regreso a Rosario de la Frontera, donde los fiscales penales Oscar López Ibarra y Nicolás Rodríguez López lo imputarán formalmente por el homicidio calificado de quien fuera su pareja.

Gladys Paz tenía 29 años
Gladys Paz tenía 29 años

Paz fue acribillada. El crimen fue descubierto el jueves de la semana pasada por los compañeros de trabajo de García, que lo fueron a buscar a la casa en la que convivía con la mujer, situada en una zona conocida como Carmen Salas, debido a que el agente no se había presentado a prestar servicio y no respondía las llamadas y mensajes.

Sin embargo, cuando entraron al domicilio lo que vieron fue el cuerpo de la víctima, que estaba recostado sobre una cama sin signos vitales y con disparos en la cabeza y en otras partes del cuerpo. La autopsia determinó luego que recibió cinco impactos de bala.

El crimen fue descubierto por compañeros de García
El crimen fue descubierto por compañeros de García

En un primer momento, la Policía sospechó que el presunto asesino podría haber escapado con el hijo pequeño de su pareja (un niño que el mes que viene cumplirá dos años), pero luego esa información fue desmentida cuando se comprobó que el menor de edad se encontraba en la casa de sus abuelos maternos.

Miembros de la Unidad de Investigaciones de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) de Salta, efectivos de la policía provincial y de la Gendarmería Nacional Argentina llevaron a cabo distintos operativos para la cobertura de rutas y pasos fronterizos en búsqueda de García, que finalmente decidió entregarse.

Paz era integrante de la Policía de Salta desde hacía siete años. Cumplía funciones en la Subcomisaria El Mirador y en la División Drogas Peligrosas de Metán, “lugares donde supo evidenciar su gran compromiso con los objetivos de la Policía”, destacaron desde la fuerza al despedirla.

García al ser detectado mientras se encontraba prófugo
García al ser detectado mientras se encontraba prófugo

El último relevamiento elaborado por el Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven”, informó que, entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de este año se registraron 176 femicidios en Argentina, es decir, un crimen cada 37 horas. Además, en el mismo lapso de tiempo, hubo 1133 intentos de femicidio.

De acuerdo al estudio, el 64% de los hechos fueron cometido por las parejas y ex parejas de las víctimas. Por otra parte, en el 61% de los casos los asesinatos sucedieron en la vivienda de la víctima. Un dato también relevante es que 28 víctimas habían realizado al menos una denuncia y 16 tenían medidas de protección.

Respecto de los femicidas, se contabilizaron 13 policías, cuatro militares y un gendarme.

En lo que va de este mes de octubre también hubo que lamentar más crímenes. El sábado 2 de octubre, Juana Rosa Rojas (52) fue asesinada a balazos por dos sicarios que la fueron a buscar a su casa del barrio Pirayuí Nuevo, de la capital de Corrientes. Poco después, su ex pareja, Carlos Ramón Maciel (55), un policía retirado, fue detenido, acusado de haber sido el instigador del crimen.

Cinco días más tarde, Lara Figueroa (22) fue apuñalada el 7 de octubre por su amigo Iván Agustín Gómez (23) con quien convivía en una casa de Guernica. El lunes último, se encontró el cuerpo de Magalí Noelia Gómez (27) en una zanja de la localidad bonaerense de El Talar. Posteriormente, fue detenido su concubino, Agustín Iván Pérez (38), quien confesó el homicidio al ser apresado.

Anoche, Sandra Mechulan (46) fue encontrada degollada en una vivienda de la ciudad jujeña de Palpalá, en el sur de la provincia, y junto a ella estaba un hombre, Daniel Santucho (47), con un corte profundo en el cuello. Se presume que, tras matar a la mujer, intentó quitarse la vida.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR