Se confirmó que la nena de 5 años que murió en un UPA de Hurlingham fue asesinada a golpes y era abusada

Ambos padres fueron imputados como coautores del homicidio. Por los ataques sexuales, la madre fue considerada por la fiscal como partícipe necesaria

El lugar donde murió la nena de 5 años (Google Street View)
El lugar donde murió la nena de 5 años (Google Street View)

Luciana Florencia Villa tenía 5 años y murió ayer en hospital del partido bonaerense de Hurlingham. Sus padres quedaron detenidos como sospechosos de haberla asesinado a golpes. Además, se habían encontrado rastros de que la menor pudo haber sufrido un abuso sexual. Las espantosas sospechas se confirmaron.

Fue la fiscal del caso, Marina Rueda, titular de la UFI Nº12 de Morón, quien requirió la autopsia pertinente sobre el cuerpo de la menor para corroborar las causales de muerte y confirmar si efectivamente la nena había sido abusada. En las últimas horas, esos resultados llegaron al despacho de la fiscal Rueda y lo que revelaron es aterrador.

Según confirmó una fuente judicial a Infobae, en principio se comprobó que la menor sufría abusos sexuales de larga data y, además, se concluyó que la nena murió debido a una brutal golpiza.

Con esos resultados, la fiscal Rueda llamó a declarar esta tarde a los padres de la menor. Ambos se negaron a hablar y quedaron aprehendidos, a la espera de que el Juzgado de Garantías Nº 3 de Morón convalide la detención.

Marcos Leonardo Villa, de 33 años, y Marcela Segovia, de 45, quedaron acusados como coautores del homicidio agravado por el vínculo, que prevé la pena de prisión perpetua. Además, la fiscal imputó al padre de la víctima como presunto autor del abuso sexual y a la mujer, como partícipe necesario de ese delito.

Tras los arrestos, la mamá de la nena dijo que ella era víctima de violencia de género y que había denunciado previamente a su pareja en tres oportunidades. Frente a esto, una fuente del caso aseguró a Infobae que las denuncias se habían realizado en 2016, pero Segovia tras las acusaciones perdonaba a Villa y “todo continuaba igual”. Por eso, la fiscal entendió que la mujer es coautora del crimen de su propia hija.

Rueda había ordenado el miércoles un allanamiento en la casa de la familia, ubicada en la calle Guayra, de la localidad de Villa Tesei, donde secuestró ropa interior de la niña, una funda de almohada y sábanas con aparentes machas de sangre y otros fluidos que serán analizados para cotejos de ADN.

La familia alquilaba esa casa hace no más de un mes y antes vivía en la propiedad de la abuela materna de la menor asesinada, que también fue allanada en las últimas horas por disposición de la fiscal Rueda.

La tragedia se conoció este miércoles, cuando a la Unidad de Pronta Atención (UPA), ubicada en Veragua al 4500, en la localidad de William Morris, llegó la nena. La cargaba su padre y dijo que sufrió un paro cardiorrespiratorio porque supuestamente se había “atorado” en su casa.

La víctima llegó a ser reanimada por los médicos, pero falleció a raíz de una hemorragia interna. Ahora se supo que había sido asesinada a golpes.

Fue el 18 de septiembre pasado, un bebé de 18 meses murió en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata. Por la muerte, arrestaron a su padrastro y quedó detenido como sospechoso de haberlo atacado a golpes.

El hecho ocurrió durante de madrugada, cuando una joven de 24 años llevó al centro de salud del Barrio Ameghino a su hijo de 18 meses junto a su pareja, quien dijo que “el niño se había atragantado al comer”.

En el lugar los médicos detectaron que el bebé presentaba golpes y que se encontraba grave, por lo que se dispuso el traslado al Hospital Materno Infantil, ubicado en Castelli y Santiago del Estero, donde finalmente se constató su muerte.

Los profesionales del centro de salud advirtieron de la situación a personal de la comisaría 6°, que se dirigió hasta el hospital y se entrevistó con la madre del nene. En ese marco, la mujer refirió que era víctima de violencia de género, que su pareja habitualmente la agredía a ella y a sus hijos, y que no había denunciado la situación al sentir temor.

La fiscal de turno Florencia Salas dispuso la aprehensión del sospechoso, en una causa caratulada como homicidio por la muerte de bebé. El acusado fue trasladado a la Unidad Penal N°44 de Batán.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR