La fiscalía pidió un informe psicofísico para saber si Chano Charpentier está en condiciones de declarar

Los médicos del Sanatorio Otamendi evaluarán al artista con el fin de establecer si puede dar testimonio de manera presencial, virtual o por escrito

Chano continúa internado recuperándose de las heridas que sufrió en el páncreas, un riñón y el bazo
Chano continúa internado recuperándose de las heridas que sufrió en el páncreas, un riñón y el bazo

En el marco de la investigación del episodio que terminó con Santiago “Chano” Moreno Charpentier baleado por el policía bonaerense Facundo Amendolara en su casa de Exaltación de la Cruz, el fiscal del caso, Juan Martín Zocca, solicitó un informe psicofísico del artista a la clínica donde se encuentra internado para saber si está en condiciones de declarar sobre lo ocurrido.

Zocca pidió que Charpentier sea evaluado en el Sanatorio Otamendi, donde el músico permanece recuperándose de las heridas que sufrió en el bazo, un riñón y el páncreas. En caso de estar apto para dar testimonio, Chano podría contar su versión de lo sucedido la semana próxima, ya sea de manera presencial, virtual o por escrito, según adelantó Télam y confirmaron fuentes judiciales a Infobae.

Mientras aguarda ese informe, el fiscal de la UFI Nº 1 de Zárate-Campana continuará indagando a otros testigos. Para el lunes está convocado a la Fiscalía de Cámaras de Campana Esteban Charpentier, el tío del ex líder de Tan Biónica. En tanto, ayer fue el turno de la madre de Chano, Marina Charpentier, y de la pareja de ella, José Ottonello.

La mujer aseguró ante Zocca que su hijo en ningún momento agredió físicamente a nadie y que tampoco lo vio empuñar un cuchillo, al contrario de la versión policial. En este escenario, para ella el disparo fue injustificado. Por su lado, Ottonello no pudo dar mayores detalles debido a que no estaba presente en el lugar del hecho.

Marina Charpentier y José Ottonello, la madre y el padrastro del músico (Ramiro Souto)
Marina Charpentier y José Ottonello, la madre y el padrastro del músico (Ramiro Souto)

En la causa ya habían declarado los oficiales Mariano Andrés Giacco y Vanesa Jannete Flores, ambos compañeros del imputado, y Héctor Oscar Pain, chofer de la ambulancia con la que llegó al lugar el psiquiatra que concurrió para internar a Chano por sus problemas de consumo y adicción a las drogas.

Los tres coincidieron en que Chano estaba absolutamente fuera de sí, que amenazaba a todos con matarlos, que previamente al psiquiatra lo corrió con un cuchillo y luego a los oficiales. Y que Amendolara disparó cuando lo tenía encima, a una distancia de entre un metro y medio y dos”, contó el abogado defensor Fernando Soto.

De acuerdo con el letrado, Giaccio declaró que ante el disparo, el músico “dejó caer el cuchillo” y Amendolara pateó el arma para alejarla, tras lo cual le dijo: “No me quedó otra, jefe…”.

El relato va en línea con el que dio Flores en su declaración inicial a la Policía Federal Argentina, cuando aseguró que Amendolara usó el arma ante un “inminente peligro de vida” después de que el músico “extrajo un cuchillo” con intenciones de apuñalarlo.

El cuchillo secuestrado en la escena del hecho
El cuchillo secuestrado en la escena del hecho

Amendolara está imputado por lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial, delito que prevé una pena de hasta 15 años de prisión por todos sus agravantes. En su caso, no será citado por Zocca al menos hasta que no esté resuelto el pedido de informe psicofísico y posible declaración de Charpentier.

En los próximos días, además, se llevará a cabo la pericia balística que puede ayudar a esclarecer el violento hecho. En rigor, se estudiarán cuatro elementos: el arma que usó el policía Facundo Amendolara para dispararle a Chano, el plomo encontrado de su cuerpo, la vaina de la bala y la remera que vestía el músico. En principio, dicho análisis iba a realizarse en la sede de la Procuración Bonaerense de Lomas de Zamora pero finalmente se hará en el Instituto de Ciencias Forenses.

A través de estas medidas de prueba, Zocca busca establecer si Amendolara tiró hacia el músico en una situación donde realmente su vida corría peligro o no. También se pretende determinar la distancia del disparo que recibió el músico. En la remera que vestía el cantante podrían encontrarse restos de pólvora, lo que indicaría un disparo a corto plazo. Hasta ahora, se supone, el oficial le disparó a tres metros a Charpentier, una distancia considerada corta por el fiscal original del caso, Juan Esperante, en vista al ataque a punta de cuchillo que intentaba el músico.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR