Caso Chano Charpentier: qué hablaron el fiscal y la madre, la remera que falta y las pericias que pueden esclarecer el hecho

Marina Charpentier, madre del músico, sostuvo una conversación informal con Juan Manuel Escalante, hasta hoy encargado del expediente. Chano, por lo pronto, no corre riesgo de ser imputado. La Federal, mientras tanto, elabora los resultados de los análisis en la casa del hecho

El cuchillo empleado por Chano en la agresión.
El cuchillo empleado por Chano en la agresión.

Hoy por la mañana, el fiscal Juan Manuel Esperante tuvo una breve conversación informal con Marina Charpentier, madre de Chano Moreno Charpentier. Esperante, fiscal en Exaltación de la Cruz, estaba abocado a investigar el episodio que terminó con Chano en terapia intensiva en la clínica Otamendi tras ser baleado en el abdomen por un policía de la Bonaerense en su casa del country La Verdad, donde convivía con la mujer. Marina había llamado desesperada a una ambulancia de su servicio de medicina prepaga para trasladar a su hijo, visiblemente agresivo, difícil de controlar, en medio de un episodio de salud mental. Luego, al ver que la tensión crecía, llamaron a la Policía Bonaerense, con un efectivo de guardia adicional en la garita del country, que contactó a la comisaría de la zona.

Los testimonios recolectados por Esperante indicaron que Chano intentó agredirla, que tomó un cuchillo para cortar pan y lo colocó sobre su cabeza. “Los voy a matar a todos”, amenazó Chano con tres policías presentes. La situación salió de control: uno de ellos le disparó en el abdomen. Así, fue trasladado de urgencia al Otamendi. En la ambulancia, según la causa, el músico le retorció el brazo a su madre. Fue operado. Tuvieron que extirparle partes de varios de sus órganos como el páncreas y el bazo, cosieron su intestino grueso. Su condición es delicada y su vida corre peligro, internado en terapia intensiva.

Ayer, Marina -que aún no declaró en la causa- hizo declaraciones a TN, en donde relativizó el episodio. Aseguró que su hijo, entre otras cosas, no la había amenazado, pero el psiquiatra presente en el lugar declaró en el expediente que cuando intentó dialogar con Chano desde una ventana en el patio trasero, el cantante reaccionó insultando a su madre y amenazando con clavarle un cuchillo en la yugular. Todos los otros testimonios apuntan a la misma dirección. Esa declaración mediática se convierte en la única disonancia en torno al caso.

La madre de Chano contactó a médicos y familiares para poder internar al músico, cada vez más difícil de controlar.
La madre de Chano contactó a médicos y familiares para poder internar al músico, cada vez más difícil de controlar.

En su charla, Esperante optó por tranquilizar a Marina, al encontrar a una mujer fuertemente afectada por la situación. La notó preocupada por la situación procesal de su hijo. Marina, según fuentes que conocen el contenido de la conversación, quería saber si Chano podrá ser imputado. El fiscal le aseguró que, por lo pronto, eso no ocurre: el ex Tan Biónica no está acusado de delito alguno. Su situación psiquiátrica lo impide, entre otros factores. Tampoco es probable que sea acusado en el mediano plazo, al menos, no en los cálculos actuales de la Justicia.

Hoy, la investigación se concentra en saber si, efectivamente, el policía que le disparó al músico actuó en legítima defensa, si se excedió en esa legítima defensa o si directamente intentó matarlo. Se calcula que el disparo fue hecho a tres metros de distancia, una distancia considerada “corta”, de acuerdo a investigadores, para un ataque de arma blanca.

Por lo pronto, la causa cambió de fiscal en las últimas horas. Una disposición vigente en la jurisdicción de Exaltación de la Cruz indica que las causas que involucran a efectivos policiales y funcionarios deben ser investigadas por la UFI N° 1 de la zona, especializada en delitos complejos, hoy bajo el fiscal Martín Zocca.

Así, Esperante le entregó a Zocca el expediente avanzado tras las primeras actuaciones que incluyen una toma completa de testimonios de testigos. También, hay otras pericias realizadas de las que se esperan resultados, con una pieza que falta.

La clínica Otamendi donde Chano se encuentra internado (EFE/ Enrique García Medina)
La clínica Otamendi donde Chano se encuentra internado (EFE/ Enrique García Medina)

Esperante había ordenado a la Policía Federal que fuera al Otamendi a recuperar la ropa que Chano vestía en el momento del hecho, presuntamente una remera. Era una prueba de interés: se hubiesen buscado en esa remera rastros de disparo de pólvora para determinar si hubo una deflagración a corta distancia, lo que beneficiaría el relato del policía. Sin embargo, la remera no fue encontrada, posiblemente cortada y descartada como residuo patógeno en la urgencia de operar al músico.

La PFA, por su parte, concluyó con su gabinete criminalístico el levantamiento de rastros y el estudio planimétrico en la casa del country La Verdad, particularmente de la zona donde ocurrió el disparo. Los resultados todavía no fueron entregados.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR