Crimen de Blas Correas: el estremecedor momento en que sus amigos cargan el cuerpo frente al sanatorio que le negó atención médica

Se trata del joven que fue asesinado por policías en Córdoba. La Clínica no asistió al adolescente de 17 años mientras agonizaba. "No vi las manchas de sangre", declaró un empleado administrativo

Los minutos posteriores al crimen de Blas Correas en Córdoba


En las últimas horas se dieron a conocer dos videos grabados con celulares que registraron los últimos minutos con vida de Blas Correas, el chico de 17 años que fue asesinado por policías de Córdoba tras evadir un control policial. Uno de ellos es estremecedor y corresponde al momento en que los amigos que lo acompañaban en el FIAT de color blanco trataban de ingresar el cuerpo agonizante a la clínica Aconcagua para pedir ayuda.

La filmación muestra la desesperación de los jóvenes. Se observa cómo cargan a Blas con la ayuda de un empleado del hospital a lo largo de varios metros en la playa de estacionamiento. Lo toman de los brazos y las piernas mientras el chico ya estaba completamente inconsciente. En un momento del video se observa que el adolescente baleado quedó tendido en la calle y cómo sus amigos corrían alrededor tratando de que fuera atendido.

Sin embargo, el esfuerzo fue inútil, ya que en el sanatorio se rehusaron a atenderlo. De hecho, al final de la grabación se ve cómo el trabajador de la clínica ayuda a cargar el cuerpo de vuelta al auto para que lo llevaran al Hospital de Urgencias. Algunas cuadras después, el FIAT sería interceptado por la policía con Blas ya muerto en el asiento trasero.

Una de las aristas del caso que investiga el fiscal José Mana es justamente la falta de atención de la clínica Aconcagua pese a las explicaciones que dio la institución y el propio empleado que aparece en la filmación. “Aparentemente un empleado administrativo fue quien puso en conocimiento a este chico de que tenían que llamar al 107 o dirigirse al Hospital de Urgencias”, dijo el secretario de la fiscalía, Gabriel Prunotto en diálogo con Cadena 3. El empleado que recibió a los chicos se presentó el viernes en la fiscalía, y dijo que no vio manchas de sangre, por eso les recomendó que volvieran a subir a Blas al vehículo y lo llevaran al Urgencias.

Roberto Chacón, director de la clínica Aconcagua, había explicado el jueves pasado que los médicos nunca se enteraron de la llegada del joven herido. “Nosotros tenemos guardia, pero ningún médico se enteró. El administrativo no dio aviso al cuerpo médico”, precisó en diálogo con la misma radio.

El trabajador involucrado en el hecho también dio explicaciones a través de su abogado y se conoció su versión de la secuencia que se ve en el video. “La chica se acercó por el ingreso de ambulancias que estaba cerrado porque la clínica solo tiene guardia de seguridad hasta las 22. Empezó con algunos gritos y no se entendía nada. Él estaba junto a otras dos empleadas y una persona de limpieza”, dijo José Dantona, abogado del trabajador, a Cadena 3.

Dijo que en ese momento, el hombre le pidió a la joven que se dirigiera por la otra puerta porque supuestamente no se entendía su pedido. En la entrada no había personal médico. ”Ella dio la vuelta. Salió por la calle y se dirigió a la carpa de Covid-19. De una manera desordenada, nerviosa y a los gritos pedía ayuda y refería algunas cosas de un amigo”, detalló. El empleado salió del edificio, vio a un chico tirado en el piso y otro que intentaba levantarlo. Esto es parte de lo que se observó en la filmación.

“En eso, por los nervios del otro chico, Blas cayó al piso. Ahí es donde mi cliente ayudó y abrió la puerta del auto porque los chicos estaban muy nerviosos. La calle estaba muy oscura y él no vio en el piso ninguna mancha de sangre. Tampoco notó ninguna herida ni la ropa ensangrentada de Blas”, detalló. Sin embargo, indicó que su cliente sí notó una especie de “lombote” debajo de la costilla izquierda del joven que en ese momento estaba agonizando. “No sabe qué era, ni a qué obedecía. Pero no vio sangre ni en la espalda ni de frente”, explicó el letrado. ”Él sólo recomendó lo que le pareció en el momento, pero él no puede decidir quién entra en la clínica y quién no”, añadió.

El crimen de Blas Correas en Córdoba ocurrió la semana pasada

Además del video en la entrada de la clínica, también se dio a conocer otra filmación que podría ser clave en la investigación. Se trata del instante cuando el FIAT es interceptado a las pocas cuadras tras un gran operativo policial mientras se dirigían al hospital de Urgencias tras su intento fallido en la clínica Aconcagua. A esa altura, el joven ya estaba muerto.

Por el crimen de Blas hay dos policías detenidos. Se trata de Lucas Gómez (35) y Javier Alarcón (31), dos efectivos que hoy están imputados por “homicidio agravado”. Además se investiga si “plantaron” un arma en la escena para tratar de inculpar a los jóvenes. Pero la lista de detenidos podría ampliarse. En la mira de la justicia están también las policías Yamila Martínez y Wanda Esquivel, las uniformadas que acompañaban a los otros dos imputados al momento del asesinato. Si la investigación avanza en ese sentido, las dos serían imputadas por el mismo delito.

Seguí leyendo

Tras el asesinato de Blas Correas, echaron a la cúpula policial de Córdoba capital y la fuerza será conducida por una mujer

Conmoción en Córdoba: policías mataron por la espalda a un menor y sospechan que plantaron un arma para incriminar a la víctima

Hincha de Belgrano y jugador de esports: quién era Blas Correas, el adolescente asesinado por policías en Córdoba

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos