Visten ambos, llevan barbijos y guantes. Tocan timbres en las casas y edificios con la excusa de que deben controlar que ninguno de sus residentes tengan coronavirus y una vez que les abren la puerta cometen los hechos delictivos.

Como si fuera una versión aggiornada del “cuento del tío”, ahora los delincuentes se hacen pasar por falsos médicos para desvalijar casas o hacerse con dinero en efectivo, en medio de la cuarentena total decretada por el Gobierno.

“Juncal y Junín 3 AM tocaron todos los timbres de un edificio para poder entrar con la excusa de buscar un paciente con coronavirus. Los vieron por la cámara eran 4 tipos todos con ambo de médico y barbijo. Llamaron a la poli y confirmaron que es una nueva modalidad de robo. SORETES”, tuiteó un usuario para alertar en las redes de esta nueva modalidad delictiva que se produjo en el barrio porteño de Recoleta.

A lo que otro agregó: “Confirmaron que eran falsos aprovechándose de la cuarentena!!! No se abre la puerta”.

Al igual que está pasando en España y en Italia, donde las denuncias se multiplicaron en medio de la pandemia; los casos empezaron a replicarse en nuestro país y tienen como principales víctimas a los adultos mayores.

Frente a esta situación, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires emitió un comunicado donde informa que “ningún cuerpo médico está yendo a los domicilios particulares de los vecinos para realizar revisaciones por CORONAVIRUS - COVID 19”.

Y aclara: “Queremos evitar que ladrones y/o estafadores aprovechen esta emergencia para engañar a los vecinos y -especialmente a adultos mayores- con la intención de robar”.

Por eso, los efectivos de seguridad le solicitan a la población “no abrir las puertas del domicilio”.

Días atrás, pero en la Provincia de Buenos Aires, otro hecho similar despertó la preocupación de los funcionarios a raíz de una falsa campaña de vacunación.

Desde el Ministerio de Salud bonaerense, a cargo de Daniel Gollán, advirtieron: "En relación a supuestas campañas de vacunación que están circulando erróneamente, el gobierno de la provincia de Buenos Aires aclara que no existe actualmente ninguna vacuna contra el coronavirus y por lo tanto no hay visitas a hogares para vacunar a la población".

Seguí leyendo: