Un policía le explicó a una pareja de jóvenes la importancia de la cuarentena


Para evitar la propagación del coronavirus en el país es indispensable que todos los argentinos permanezcan en sus casas. Pero no todos lo hacen. De acuerdo a datos oficiales, sólo en Área Metropolitana se registraron 1300 casos de personas que fueron demoradas o detenidas por no cumplir con la cuarentena total dictada por el presidente Alberto Fernández.

Es que más allá de los controles en las principales avenidas y accesos, son muchos los que todavía no entienden la gravedad de la pandemia y circulan por las calles con excusas insólitas o sin justificación.

Esto es lo que sucedió este sábado con dos adolescentes que fueron demorados por un policía de la Comisaría 4 de la localidad santafesina de Beltrán (Unidad Regional 17), que además de explicarles cuál es la importancia del aislamiento, les dio una lección de vida que probablemente nunca olvidarán.

La filmación, que dura 2:16 minutos, se viralizó rápidamente en redes sociales. Allí se puede ver y escuchar cómo un uniformado les explica a dos adolescentes que deambulaban por la calle la gravedad de la pandemia y la importancia de cumplir con la cuarentena total. Para hacerlo, utilizó imágenes de Italia, el país con más muertes causadas por el virus chino, que representan el drama que se vive en hospitales y centros de salud donde no alcanzan las camas ni los respiradores para hacer frente a la crisis sanitaria.

El ejemplo no es antojadizo. El gobierno argentino ordenó el aislamiento social obligatorio para evitar que se acelere la propagación del virus y la curva de contagiados. Según coinciden los especialistas, en caso de registrarse un salto exponencial de casos, el sistema hospitalario no podrá asistir en condiciones adecuadas a todos los enfermos. A diferencia de Italia y otros países europeo, la Argentina corre con la ventaja de estudiar lo sucedido en otros países y anticiparse a los hechos. Un gráfico realizado por un prestigioso epidemiólogo de la Universidad de San Diego explica la importancia del aislamiento para frenar la pandemia.

En la provincia de Santa Fe también se trabaja con medidas de saturación, que consisten en demorar a la gente que no tiene que hacer nada en la calle. El video en cuestión fue realizado dentro de la comisaría, donde el policía les pregunta a los jóvenes qué hacían en la calle y antes de dejarlos ir pronuncia un discurso duro y enfático.




Esto es una persona en Italia. Véanla bien”, arranca diciendo el policía mientras les muestra en su celular a un paciente enfermo de coronavirus, al parecer en sus últimos momentos de vida. ¿Usted quiere que esto llegue acá? Le estoy preguntado...¿usted quiere que esto llegue acá?, le pregunta al joven que se encuentra sentado frente a un escritorio con la cabeza gacha. “No”, le responde en voz baja y temerosa.

Cuando el oficial le exige una explicación de por qué se había escapado de su casa, el adolescente le dice que había ido a visitar a su novia. Enfurecido y al ver que no entendía la magnitud de lo que estaba ocurriendo, le gritó con firmeza: “Olvídese de su novia. Si yo me olvido de mi hijo, por qué usted tiene que seguir con su novia”.

Y le contó que debido al decreto oficial de la cuarentena total, que rige desde el viernes 13, él quedó privado de ver a su hijo. “Yo ayer tenía que ir a buscar a mi hijo y no lo fui a buscar y le tengo que hacer entender a mi hijo de 11 años que no puede ver a su padre y usted tiene 16 y no entiende. Urgente, tiene que entender eso. Me entiende lo que le estoy diciendo? Responda fuerte SI o NO?”, le ordenó. “Si”, respondió el joven avergonzado.

Según informaron fuentes oficiales, tras comunicarse con la familia del joven para ponerlos al tanto de su actitud, sus padres aseguraron que no sabían que se había ido por lo que dieron a entender que se había escapado. Agradecieron el accionar policial y, sobre todo, que lo hayan acompañado de vuelta a su hogar.

Luego de aleccionar al chico, llegó el turno de la chica. “¡Usted adónde iba?”, preguntó el policía. “¡Qué mierda iban a hacer a la casa de su hermana!”, se indignó el efectivo. “Está enferma”, contestó ella.

En ese caso, trascendió que la adolescente se encontraba a 7 kilómetros de su domicilio cuando solamente está permitido salir a hacer mandados en los negocios de proximidad o circular con un permiso laboral o que constate que yendo a cuidar a un adulto mayor.

Pero al policía no le bastó ese justificativo y se puso más firme: "Quédese en su casa, quédese en su casa. Hágale caso a su padre. ¿Me entiende lo que le estoy diciendo? ¿Entiende bien lo que le estoy diciendo?”.

Como veía que el joven era de pocas palabras, el policía trató de ser más aleccionador para que entendiera el error que había cometido: “¿Tiene proyecto de vida, usted? Si tiene proyecto de vida, quédese en su casa, no se mueva de su casa. Y usted también. No se jode, lo tienen que entender. Tienen que entender”.

Y continuó: “Usted y usted... ¿saben lo que les falta? Que los traigan y los recaguen a patadas en el orto para que entiendan, porque si le hablan no entienden, si los retan no entienden, si les prohíben no entienden, entonces, ¿qué hay que hacer?”.

Antes de liberarlos y para dar por terminada la charla se puso más eufórico: “No los quiero ver más en la calle. Hágale caso a su padre y usted no acompañe a nadie. Quédese en su casa, ¿estamos? Listo”. Y se retiró del lugar dejando a los menores expuestos y arrepentidos por haber violado la cuarentena.


Seguí leyendo