Agentes de la policía recorren la ciudad de Córdoba en busca de dos turistas alemanes que arribaron el lunes a esa ciudad, hoy tenían que abordar un avión a Comodoro Rivadavia y nunca se subieron. Huyeron del hotel donde se alojaban y la Justicia les pidió orden de captura de estos dos extranjeros que no cumplieron con la cuarentena. Ante el anuncio del presidente, Alberto Fernández, de cuarentena total, las fuerzas de seguridad intensificarán sus controles en todo el país sobre las personas que no cumplan el aislamiento impuesto. Sus identidades, por el momento, no fueron reveladas por las autoridades.

El caso se dio a conocer minutos después de que el Presidente anunciará el aislamiento total. "Todas las personas deberán permanecer en sus casas y podrán salir para hacer lo necesario para seguir viviendo su vida habitual: seguir teniendo negocios de cercanía abiertos, almacenes, supermercados, ferretería, farmacias, pero a partir de la cero hora (del viernes) la Prefectura, la Gendarmería, la Policía Federal y las fuerzas provinciales estarán controlando quién circula por las calles. Y aquel que no pueda explicar qué hace será sometido a las leyes que castigan a quienes violan las normas para evitar propagar una pandemia”, dijo Fernández.

Según dijeron las fuentes judiciales, estos dos turistas nunca llegaron a abordar el vuelo que tenían reservado con rumbo a Comodoro Rivadavia. Por lo que se los fue a buscar al hotel y tampoco estaban. Inmediatamente se expidió la orden de captura a nivel nacional para dar con los prófugos. Los turistas, según relataron, habían llegado a Córdoba el lunes pasado y debían cumplir con la cuarentena. Su captura fue pedida por el fiscal cordobés Andrés Godoy, según confirman fuentes del Ministerio Público Fiscal de esa provincia.

El MPF cordobés, por otra parte, instituyó una Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (UFES) coordinada por el fiscal Godoy para atender denuncias por violaciones de cuarentena y otros delitos que se relacionan con la actual situación del coronavirus. Por otro lado, seis turistas extranjeros fueron expulsados del país, en una actuación conjunta con las autoridades de Migraciones. Finalmente hubo en la capital 60 intimaciones a personas para que no rompan su aislamiento obligatorio.

Este caso se suma a una lista de casos que acumulan desde que se publicó el primer decreto donde obliga a los extranjeros y ciudadanos argentinos que hayan regresado de zona afectadas deben cumplir con un aislamiento de 14 días. Uno de los casos tuvo notoriedad publica fue el de un grupo de 21 coreanos que fueron expulsados del país por negarse a cumplir la norma del protocolo de sanidad.

Según contaron las fuentes, el grupo de 21 turistas coreanos que habían llegado el 11 de marzo pasado desde Chile fue detectado por Migraciones intentando abordar un vuelo a Iguazú en Aeroparque. Los extranjeros, según explicaron, no cumplían con la cuarentena y hoy fueron expulsados del país. Se encontraban alojados en el hotel Scala, en pleno centro porteño. Corea del Sur es el séptimo país con mayor cantidad de casos y está a mil kilómetros de Wuhan, el epicentro de la pandemia. Además, Chile se sumó a la lista de países en riesgo porque el virus ya circula allí de forma local.

Según detallaron fuentes del Ministerio de Seguridad, el grupo fue encontrado ayer por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Migraciones y Sanidad de Frontera intentando tomarse un vuelo hacia la ciudad misionera de Iguazú en Aeroparque. Cuando fueron detectados, los oficiales comenzaron a indagarlos. Hasta que los turistas relataron que habían ingresado al país desde Chile el 11 de marzo pasado. Inmediatamente los trasladaron al hotel y se informó a la Embajada Coreana. Se les advirtió que debían hacer cuarentena y se negaron.

PSA
PSA

También, estuvo el caso del turista italiano que ingresó a la Argentina el sábado 14 de marzo será expulsado del país luego de que una persona denunciara que no estaba cumpliendo con la cuarentena obligatoria que fue dispuesta para todas las personas que pisan suelo argentino tras arribar al país provenientes de los principales países de riesgo en el marco del brote mundial de coronavirus.

También los casos de argentinos que incumplen se apilan. la Policía de Santa Fe arrestó a Fernando Riccomi, un conocido empresario del mundo de la medicina y también cabeza del equipo de rugby Ceibos. La detención fue en su domicilio por no cumplir con el aislamiento obligatorio después de regresar de Chile el último fin de semana. El equipo, que Riccomi lidera, fue a jugar al país andino, cuando regresó hizo escala en Córdoba y allí todo el grupo quedó en cuarentena obligatoria, pero él logró volver a Rosario. Como sus movimientos eran de público conocimiento, un grupo de vecinos al tanto de todo esto lo denunció y hoy terminó detenido en su casa.

Seguí leyendo: