La rueda de reconocimiento de los rugbiers de Villa Gesell

Las dos ruedas de reconocimiento realizadas en Villa Gesell por el crimen de Fernando Báez Sosa arrojaron resultados positivos y la situación de los rugbiers Máximo Thomsen (20) y Enzo Comelli (19), dos de los diez imputados, quedó aún más complicada.

El video de una de ellas, que se viralizó este sábado, muestra a cuatro jóvenes que miran de frente a un vidrio, a la espera de que los testigos puedan identificarlos o como los agresores de Fernando, en la fatídica madrugada del domingo 19 en la puerta de Le Brique.

Uno de los jóvenes que aparece en esa filmación es Lucas Pertossi, imputado en la causa, quien luce una remera bordó y un malla colorida y es sacado esposado del lugar por un policía luego que termina la rueda de reconocimiento.

“¿Cerrado? Cerramos así, perfecto”, se lo escucha decir al efectivo de la DDI mientras retira a Pertossi de al lado de los otros jóevenes, que fueron convocados por la Jefatura Distrital de Villa Gesell.

Lucas Pertossi
Lucas Pertossi

Además del video de Lucas, esta semana también se filtró un audio donde se lo escucha hablar del hecho: Salimos a divertirnos y la vida nos jugó una mala pasada, pero no por eso me voy a condenar". Además, sostiene que “cada uno sabe el rol que tomó en la pelea y que se haga cargo”.

Pertossi, muy activo en las redes sociales, es quien había escrito: “Fua no falta nada para irnos a Gesell con los pibes, a romper lo que nos faltó el año pasado”.

Sus primos, Ciro de 19 años, y Luciano de 18, son hijos de una docente y de un jefe de la automotriz Toyota. El martes pasado todos los Pertossi fueron suspendidos por su club. Según vecinos de Zárate, eran conocidos porque solían protagonizar episodios violentos.

Según datos de fuentes judiciales a los que tuvo acceso Infobae, tres testigos marcaron nuevamente a Thomsen –acusado de ser el autor material del homicidio– como uno de los atacantes que le pegó a Fernando cuando este estaba de rodillas, ya inconsciente. Es el más comprometido en la investigación, ya que fue identificado de manera directa por cinco testigos distintos.

También volvió a ser apuntado Comelli, imputado como partícipe necesario. En su caso, dos testigos lo vieron golpeando a Fernando. Y uno de ellos lo ubicó dentro de la discoteca, como uno de los que iniciaron la gresca en el interior del local nocturno.

La rueda de reconociendo pretende determinar el rol de cada uno de los protagonistas de la brutal golpiza. En ese sentido, Matías Benicelli (20) fue señalado como el arengador: los testigos indicaron que fue quien alentó a los demás a que le pegaran a Fernando, y que fue quien se encargó de evitar que otros intercedieran y defendieran a la víctima.

Por otra parte, dos testigos apuntaron a los hermanos Ciro (19) y Luciano Pertossi (18) como dos de los que golpearon a uno de los amigos de Fernando, lo cual los coloca como partícipes necesarios del crimen, al impedir que ese amigo pudiera ayudar a la víctima. Para la fiscal del caso, Verónica Zamboni, Ciro es el otro coautor del asesinato, junto a Thomsen.

Hasta el momento fueron reconocidos siete de los diez acusados. Los seis testigos que participaron hasta el momento no pudieron identificar a los tres restantes: según supo Infobae, se trata de Blas Sinalli (18), Alejo Milanesi (20) y Juan Pedro Guarino (19).

Tampoco fue reconocido en el lugar Pablo Ventura, quien fue acusado falsamente por los detenidos y luego liberado por falta de mérito por el juez de garantías Diego Mancinelli, aunque todavía debe estar afectado a la causa.

Mientras avanza la investigación, el boliche Le Brique decidió cerrar sus puertas por el resto de la temporada. Si bien había sido clausurado durante dos días luego de la marcha para exigir justicia por Fernando, sus dueños tomaron la drástica medida.

Seguí leyendo: