La víctima tenía 22 años y hacía delivery de pizza para ayudar a su mamá (Facebook)
La víctima tenía 22 años y hacía delivery de pizza para ayudar a su mamá (Facebook)

Eduardo Matta (22), un repartidor de pizza de la localidad bonaerense de Merlo, fue asesinado de un tiro en la cabeza por dos motochorros tras un asalto al local en el que trabajaba. La víctima murió tras estar internado en un hospital durante cinco días.

Todo ocurrió el pasado 6 de octubre, a las 23:30, en la pizzería “Nuevo Horizonte”, ubicada en la esquina de Calle Real e Iturri, hasta donde llegaron un hombre y una mujer, ambos con el casco, vestidos de negro y armados, con el objetivo de llevarse la recaudación. Él, con pistola en mano, fue directo hacia el dueño del local y le exigió de un culatazo en la cabeza que le entregara el dinero.

En paralelo, la cómplice, que estaba armada con un cuchillo, salió del local y amenazó a un repartidor que tenía puestos los auriculares y no se había percatado de lo que estaba pasando. Un compañero intervino y comenzaron a forcejear con la mujer. No fue fácil. Según dijeron después, la ladrona era una mujer corpulenta y opuso resistencia.

(Facebook)
(Facebook)

Fue en ese momento que Eduardo apareció en escena. Al ver que sus dos compañeros repartidores estaban en esa situación, intervino hasta que finalmente lograron reducir a la mujer. El delincuente que estaba con el dueño de la pizzería vio que la mujer estaba en problemas, salió y baleó sin mediar palabra en la cabeza a Matta. El balazo le impactó en el ojo derecho y le provocó pérdida de masa encefálica. La pareja de motochorros escapó.

El joven delivery fue trasladado a los 15 minutos en ambulancia hasta el Hospital Eva Perón, donde murió el viernes pasado poco antes de las 8. “Todavía no abrí, pero en estos días tendré que hacerlo porque es mi única fuente de ingresos”, dijo el propietario del local al diario Clarín.

La pareja huyó con más de 10 mil pesos y ahora los investigadores buscan testigos que puedan reconocerlos. De acuerdo con vecinos, se trataría de los mismos delincuentes que en agosto asaltaron un supermercado chino de la zona, también con cascos y vestidos de negro. El caso quedó a cargo del fiscal Claudio Oviedo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Morón, y la comisaría 4° de Merlo.

El ataque a Matta ocurrió apenas un día después del asesinato de Nicolás Pérez Gatti, otro repartidor de pizza que fue asesinado de un tiro en la cabeza después de entregar un pedido en el barrio Jardín de la ciudad de La Plata.

Seguí leyendo