Esteban Armando Ramírez, de 42 años, subinspector de la Policía de la Ciudad, está acusado por el "homicidio preterintencional" de Jorge Martín Gómez, de 40 años, al que le dio una patada en el pecho que le provocó la muerte. El policía declaró este martes por la tarde ante la jueza a cargo del el Juzgado Nº8, Yamile Bernán, que lo indagó personalmente.

Las fuerza de seguridad porteña fue convocada el lunes a las inmediaciones de Carlos Calvo al 2800, en el barrio de San Cristobal, por un hombre que "obstruía el tránsito". El accionar terminó con la muerte por "fractura de cráneo" de esa persona pocos minutos más tarde en la guardia del Hospital Ramos Mejía.

El subinspector de la Policía de la Ciudad, Esteban Armando Ramírez
El subinspector de la Policía de la Ciudad, Esteban Armando Ramírez

El hecho ganó impacto en las últimas horas, principalmente luego de que se conociera el video de una cámara de seguridad urbana, que registró el momento en que el policía patea a Gómez en el pecho, quien no parece resistirse, pero que según la declaración de Ramírez portaba un cuchillo.

En diálogo con Infobae fuentes cercanas a la causa dieron detalles del testimonio que brindó el policía frente a la jueza Bernán.

"Él entendió al verlo con el cuchillo que en su deber de policía debía impedir que el sujeto continuara armado por la calle", expresaron las fuentes que reprodujeron a Infobae las palabras del del subinspector, representado por los abogados Raúl Alcalde y Manuel Ramallo.

La víctima: Jorge Martín Gómez, de 41 años
La víctima: Jorge Martín Gómez, de 41 años

Y siguieron: "Dijo que en ese entendimiento decidió aplicar la fuerza menos lesiva, que lo distrajo un poco con movimientos y luego le pegó un planchazo con el pie en el estómago, en un intento de hacerlo doblarse, para que perdiera el aire".

En este punto el policía habría manifestado haberse sorprendido cuando vio que Gómez en lugar de doblarse "cayó hacia atrás como una tabla". Además agregó que el sujeto "no sacaba las manos de atrás y que sus compañeros le gritaron que tenía un cuchillo, del que desconocía las proporciones o la peligrosidad que podía tener".

El policía Ramírez aseguró haber usado “la fuerza mínima e indispensable”
El policía Ramírez aseguró haber usado “la fuerza mínima e indispensable”

En su relato subrayó que usó "la fuerza mínima e indispensable" y que tras el golpe, "una vez que cayó no lo golpearon más y pudieron sacarle el arma blanca". Expresó también que "nunca quiso lesionarlo, ni usó la fuerza de forma abusiva, ni con un resultado cierto de que iba a tener una consecuencia como la que tuvo".

Durante su testimonio además indicó que en el video de la cámara de seguridad se puede ver que su compañera lanza una patada al aire, según su versión, alejando el cuchillo que portaba Gómez.

El policía Ramírez enfrenta una causa según datos de la Cámara Criminal y Correccional por "homicidio preterintencional", previsto en el artículo 81 inciso B del Código Penal y que sanciona a quien "con el propósito de causar un daño en el cuerpo o en la salud, produjere la muerte de alguna persona, cuando el medio empleado no debía razonablemente ocasionar la muerte". Ramírez, por su parte, no tiene causas penales en Capital Federal o en la provincia de Buenos Aires.

SEGUÍ LEYENDO: