La actriz -años de televisión en tiras de éxito, cine, fácilmente reconocible- tomó su teléfono y grabó un audio de WhatsApp descortesmente largo para el standard de cualquiera: 7 minutos, 18 segundos. Se lo enviaba a un grupo de mujeres del negocio del espectáculo a las que buscaba convencer.

Les dijo que el Mandala, que el Telar de la Abundancia es "un espacio de aprendizaje, donde se comparten cuestiones que tienen que ver con lo emocional y lo espiritual", que pasa en todo el mundo, que todos los miércoles se juntan para una "ceremonia de consagración", en donde una integrante finalmente cobra su plata en dólares entre cartitas de buenos deseos.

Para llegar a esa plata, las mujeres del Telar atravesarán unos primeros tiempos en un chat con otras mujeres con ciertos códigos que les sonarán confusos, mientras "se dan pautas de ejercicios que tienen que ver con lo emocional, quemar tus miedos, poder hacer listados de tus deseos, se trabaja sobre la emocionalidad", dijo la actriz.

Después tendrán que hacer que el Telar funcione en su rol de vientos al reclutar dos mujeres. "Es el momento de más acción, tenés que pensar en esas mujeres potenciales que estén en ese momento de empoderamiento y tengan al mismo tiempo cierta independencia económica para formar parte de la parte financiera", explicó.

La promesa era grande: si ponían 1440 dólares en concepto de "regalo", sin un papel o una cuenta bancaria de por medio, sin una sociedad anónima o un plan de negocio o una SRL, solo si jugaban el juego, si la militaban un poco, se podrían llevar 10 mil en un mes, 30 mil eventualmente.

Para el minuto 5, totalmente confiada, la famosa actriz soltó la retórica pesada. Habló de "nuestro mandala".

"Suena muy asombroso pero es absolutamente real. Hay compañeras que conocemos que están en nuestro mandala y que ya tejieron varios mandalas antes, ese proceso ya lo vivieron y cobraron los 30 mil dólares. Hay mujeres que dejan de trabajar y se dedican a esto… Es bastante increíble. Todo depende de la confianza y del sentido de responsabilidad de todas las mujeres que se meten. Se autosustenta y se sostiene con la fuerza de voluntad de las mujeres. Y no es lo mismo que un fondo de inversión, algo azaroso, un juego de azar. Entre las mujeres hay una conciencia de cuidado mutuo que en esos otros espacios nunca sucede. Es básicamente eso, es una red de mujeres a nivel mundial que lo que intenta es empoderamiento y lo que hace es que el dinero fluya", afirmó.

Facebook: una muestra de los grupos abiertos de reclutamiento para telares.
Facebook: una muestra de los grupos abiertos de reclutamiento para telares.

Habló de un sistema "generoso" y "feminista". Se puso a ella misma como un caso de éxito: dijo que estaba a punto de cobrar: "Me estoy por consagrar en unos días, es absolutamente milagroso".

Esa actriz es Jazmín Stuart. 

Las otras mujeres del espectáculo que recibieron el audio no le creyeron. El audio llegó a Infobae. La actriz en cuestión ya había sido señalada. Otros testimonios la implican en el Telar. Resienten que use su fama para reclutar a mujeres y meterse su plata en los bolsillos en tiempo de crisis, que use el discurso feminista para algo que puede terminar en una estafa. "Ganan ellas que son lindas y tienen contratos y filman y pierde la pobre madre soltera con tres hijos que puso la guita de su indemnización", dice otra, con años en cine.

Mientras tanto, más allá de las actrices, el Telar se convierte en un fenómeno nacional que nadie frena.

En Facebook, un grupo abierto de más de 4300 miembros sirve como una cartelera de posteos donde operadores y operadoras de Telares de todo el país invitan a cualquiera sin siquiera chequear nombres y les piden que les depositen plata con promesas fabulosas y discurso fanatizado. Solo hace falta darle click a un link de chat de WhatsApp.

Los operadores son torpes, lanzan las ofertas frenéticos, piden depósitos y ni siquiera se dan cuenta de que hasta puede haber un periodista de investigación infiltrado del otro lado. Son de todo el país, hay también Telares de Colombia y Ecuador. Casi nadie en todo ese grupo habla de feminismo, de desmantelar al patriarcado.

Quizás hablan de "cosmos", "universo" o "buenas vibras".

Todos hablan de plata.

La actriz del audio no es la única. Hay testimonios que señalan a otras tres, muy reconocidas también, una en el rol de "hermana mayor", una jefa de jefas de Telares, otra hasta invitando a desconocidas a través de una imagen JPG donde da la dirección de su casa para que "traigan chispitas". Una mujer que fue estafada en Neuquén, una abogada, asegura haber visto un video-selfie de una de ellas en donde la invitaba a "animarse".

Todas las actrices reibieron mensajes de Infobae con esta información, con la propuesta de defender en público los Telares que ofrecen en privado. 

Ninguna respondió, sea para confirmar o para desmentir, Stuart incluida, que tras la publicación de esta nota y convertirse en trending topic en Twitter habló sobre su involucramiento en el Telar. 

Mientras tanto, Julia Mengolini, fuertemente en contra del Telar, escribe desde su cuenta de Twitter mensajes sugerentes como este:

Que el Telar puede terminar en un delito y con sus operadoras presas ya se sabe. La PROCELAC emitió una fuerte advertencia semanas atrás en donde explicaba del riesgo de incurrir en los delitos de estafa y captación ilegal de ahorros, penados con cárcel y multas duras. Ya hubo una mujer presa por esto, Julieta Magalí Ruíz, de Chamical, La Rioja, 1500 víctimas por siete millones de dólares.

SEGUÍ LEYENDO: