Fueron dos mujeres policías y el empleado de un comercio quienes decidieron robar mercadería en un supermercado de Santa Teresita. Cuando José Politi, el dueño del polirubro, notó lo que había sucedido a través de las cámaras de seguridad, decidió llamar la 911 y denunciarlos.

"Ambas iban muy seguido al comercio", indicó una fuente policial a Infobae. Las mujeres ingresaban vestidas de policía por el sector en el que se encuentra la caja registradora y guardaban toda la mercadería en sus mochilas.

"En complicidad trabajó un empleado y un tercer efectivo policial (de civil) que estaba en la puerta", aseguraron desde la investigación. Cuando recolectaron los juguetes, el dueño calculó que durante los meses que robaron se llevaron más de $50 mil en mercadería.

Las policías involucradas son Mónica Castillo y Marina Campos Gómez, mientras que el tercer oficial se llama G.C., quien habría actuado de "campana", aunque no se pudo comprobar su participación pero fue investigado. A todos les allanaron la vivienda, inclusive a Juan Cruz de Rafael, empleado del local, quien mantiene una relación con una de las policías involucradas.

Tras el episodio, fuentes ligadas a la investigación aseguraron que las dos integrantes de la Policía de la Costa fueron desafectadas del servicio por orden del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

El comerciante detalló que tiempo atrás, al notar el faltante de juguetes y artículos de bazar en su ausencia, instaló las cámaras de seguridad con la ayuda de Rafael. "Cinco días después del robo, el 27 de junio, el dueño percibió lo que le faltaba. Entonces analizó las cámaras, reconoció a las mujeres y llamó a la Policía", le detallaron a Infobae.

El negocio está abierto las 24 horas y, según las primeras investigaciones, "con la ayuda del empleado del lugar desconectaban las cámaras de seguridad por la noche e ingresaban en ese horario para efectuar los constantes robos. Pero tienen una batería especial de seguridad para seguir grabando. Por eso cayeron".

En el lugar trabajó la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Descentralizada de Mar del Tuyú, que ordenó los allanamientos en los domicilios mencionados de los tres policías y del empleado del negocio. Sólo en la vivienda de las mujeres y el empleado encontraron mercadería. Ellos tres quedaron detenidos.

SEGUÍ LEYENDO: