El enfermero esposado en su casa en pleno procedimiento de la Federal.
El enfermero esposado en su casa en pleno procedimiento de la Federal.

El video, publicado en enero en el sitio pornoamateurvip.com, no dejaba nada a la imaginación, no desde su título, que hablaba de una chica mexicana "muy joven" en la casa de sus padres. La filmación tampoco dejaba nada a la imaginación, una penetración furiosa, humillante. Pero la chica en el video no era mexicana, sino argentina, de Moreno. Ni siquiera era una adolescente, sino una niña: diez años de edad.

El hombre sobre ella era su padrastro, A., un enfermero pediátrico de 31 años de edad, también de Moreno.

El hombre detrás de la cámara, el encargado de filmar, era el hermano de A.

La madre de la chica vio el video, alertada por su ex pareja, el padre de la menor. Entró al sitio, reconoció al hombre, reconoció a la casa como la suya y a su propia hija.

Entonces, la madre hizo la denuncia.

El viernes pasado por la mañana, la división Delitos Cibernéticos contra la Niñez y la Adolescencia de la PFA detuvo al padrastro enfermero por orden de la Ayudantía Fiscal de Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de La Matanza a cargo de la doctora Lorena Natalia Pecorelli. El caso fue trabajado en forma global: se cargó a la base de datos ICSE de pornografía infantil de Interpol para buscar coincidencias con otros expedientes. El hermano encargado de filmar fue detenido.

Así, el enfermero fue entregado a la Justicia para ser indagado por los cargos de abuso de menores y distribución de pornografía infantil. Se secuestraron computadoras en su domicilio, que deberán ser peritadas. La identidad del enfermero se mantiene en reserva para no exponer a su víctima y su familia.

Casi una semana después, la Policía de la Ciudad detuvo al médico pediatra Ricardo Russo, ex jefe de inmunología del hospital Garrahan, por producir y distribuir pornografía infantil, con una investigación iniciada por Homeland Security desde Estados Unidos que incluyó 40 allanamientos. Le encontraron videos altamente comprometedores en sus computadoras según fuentes del caso, actos sexuales explícitos e imágenes que muestran tanto a varones como mujeres, bebés de apenas meses como adolescentes.

Asistido por un defensor oficial, Russo se negó a declarar ayer por la tarde ante la fiscal de su caso, Daniela Dupuy. Hoy enfrentará su audiencia de prisión preventiva.

El video de la víctima de Moreno, por lo pronto, ya no está disponible en el sitio de porno amateur.  Sin embargo, sobrevive una captura en un sitio que funciona como espejo de páginas pornográficas, fácilmente accesible desde una búsqueda de Google. En ella, se ve a la niña vestida apenas con una bombacha, medias de red blancas mientras un hombre adulto abusa de ella.

La cara del abusador se ve claramente: es idéntica a la del enfermero pediátrico, su padrastro.

SEGUÍ LEYENDO: