La ciudad de Pergamino se convirtió durante la madrugada del domingo en el escenario de hechos muy violentos que casi terminan con una tragedia. Una pelea entre asistentes a un boliche y la policía local finalizó con un empleado de un local herido en el rostro con una bala de goma.

El hecho ocurrió a las 7 del domingo en las inmediaciones de un local bailable ubicado en la Avenida de Mayo entre Moreno y Azcuénaga. Al parecer, unos 15 minutos antes dentro del boliche se había iniciado una pelea a puños entre dos grupos de jóvenes.

Una vez que los encargados de seguridad lograron expulsar a los protagonistas del incidente hacia la calle, los problemas continuaron en plena vereda. Corridas, golpes, lanzamientos de objetos y gritos era el denominador común de la escena.

Fue entonces cuando un grupo de policías acudió al lugar para intentar restablecer el orden, pero el caos no se detuvo; incluso, la situación pareció complicarse aún más.

Ante la imposibilidad de poder controlar la pelea, efectivos del Comando de Patrulla local decidieron efectuar algunos disparos con balas de goma desde el interior de un móvil para intentar dispersar a los protagonistas de la pelea. Pero el problema se agravó cuando uno de los proyectiles impactó en el rostro de un hombre de 44 años que trabaja en uno de los locales nocturnos de esa cuadra.

El herido fue trasladado al hospital San José, donde se le aplicaron puntos de sutura en una herida en el maxilar inferior y luego se le dio el alta.

Los incidentes se produjeron cerca de las 7 de la mañana
Los incidentes se produjeron cerca de las 7 de la mañana

A raíz de los disparos y del herido, la situación llegó a tornarse más violenta aún. Fue así que, según el relato de testigos, la confrontación pasó a ser protagonizada entre los violentos contra la policía. Algunos rumores indicaron que los responsables de los incidentes destruyeron un patrullero.

Como resultado de la trifulca, se detuvo a un joven de 22 años, a quien se acusó de haber roto el vidrio de una concesionaria de autos.

El caso fue derivado a la fiscalía UFI Nº 3 de Pergamino dos horas después de los incidentes. Así, el titular Nelson Mastorchio pudo tomar declaración del herido y del detenido. También se indagará en el accionar policial para determinar si fue apropiado el uso de los balazos de goma.

SEGUÍ LEYENDO: